mayo 23, 2009

la risa como subversión


“No tienes sentido del humor”, me dijo él mientras ponía cara de “lo siento”, cuando llegó hasta el sitio donde yo tomaba café y leía el periódico, en espera de que él saliera de la sala de cine. Yo lo había dejado solo en la sala de proyección, apenas transcurrida la mitad de la película.

—"Tienes razón, no tengo ni sentido del humor ni estómago para aguantar semejantes bazofias", le respondí yo.

—"Jajaja, Chuycita, te debo una comida y una buen copa de vino para que digieras esa cosa. Hasta para mí, que acostumbro ese tipo de películas, este bodriazo fue demasiado", Concluyó él. 

Será que no tenemos sentido del humor ninguno de los dos, pues a decir verdad creo que éramos los únicos en la sala que no reíamos a carcajada batiente mientras el tal Zohan, en plan de estilista ochentero, hacía gracejadas en torno a los maravillosos poderes de sus genitales.
___________

Esa insulsa platica sostenida hace tiempo entre mi amigo y yo, refleja algo escrito por el gran escritor mexicano Sergio Pitol, relativo a que en nuestro mundo todo ya está tan controlado y definido, que hasta para reír existen códigos preestablecidos. Uno tiene que reírse pero solo como respuesta a cierto tipo de tópicos, sean fílmicos, literarios, caricaturescos o televisivos. Hay comedias hollywoodenses creadas exprofeso para nuestro "esparcimiento" (como esa insufrible -al menos para mi- No te metas con Zohan ). En la tv mexicana, Televisa tenía -o tiene- establecida una barra de comedia, la hora pico creo que se llamaba, donde los chistes de pastelazo de antaño, vinieron a ser sustituidos por unos pastiches supinamente vulgares y estúpidos, casi siempre de connotación sexual; supuestamente explotando el doble sentido y el mexicanísimo albur; pero lejos, muy lejos, de la originalidad casi transgresora de las viejas comedias de carpa.

Es cierto. Qué difícil nos resulta reír. Ser felices sin motivo aparente y solo por causa de las pequeñas cosas de la vida, ha pasado a ser algo tan inusual que bien podría tener un cariz casi subversivo. Es eso, o aceptar que para reírnos, necesitamos presenciar situaciones ridículas; para soltar una carcajada necesitamos ver videos del tipo "las caídas más graciosas"; presenciar accidentes supuestamente cómicos de deportistas, niños, ancianos, etc., los cuales más bien resultan francamente patéticos. El ridículo rozando lo grotesco, es lo que produce gracia y carcajadas al por mayor. O al menos eso piensan quienes manejan los medios de comunicación masiva y quienes se dedican a fabricar películas de comedia, como quien produce comida chatarra en serie...

________
"—Nuestro mundo, éste por el que tú y yo deambulamos, no admite la alegría, a menos que la haya previamente codificado. Debes, ü faut, bisogna, you need mostrar júbilo, felicidad, exultación, pero siempre y cuando sea como respuesta a un factor creado exprofeso: el circo, los bufones, la comedia, los chistes, la mujer gorda que se cae al suelo, la farsa, el ridículo, lo grotesco, el sainete, la caricatura, el pastel estampado en una cara mofletuda, todo en la dosis conveniente; sí, sí, muy bien regulado, de manera que hasta los suizos puedan lograr su cotidiana dosis de júbilo. Pero ser feliz sin un motivo determinado, reírte sin motivo como la genial hiena del cuento, eso ya es otra cosa y no te lo perdona nadie. Inténtalo y verás; verás que de repente te has acercado al desafío, que irritas a los demás en una zona imprecisa, en un flanco no custodiado y por ello su desconfianza será mayor. Descubrirás que casi todo el mundo, aun quienes navegan con banderas de heterodoxia, en el fondo sólo aspiran a la sacralización." 

(Sergio Pitol, El tañido de la flauta. Editorial Anagrama, 1986. 217 páginas)

***


ilustración La alegría de vivir. Henri Matisse

28 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Sin duda Sergio Pitol da una presición del humor en general, no sólo de este país, tan afecto al dolor ajeno para reír. Ya tengo otro autor y otro libro por leer gracias a este post maravilloso, que en instantáneo me instaló entre los "raros" que nos reímos del absurdo y las simplonadas, y los inofensivos juegos de palabras que no tiene que ver con el albur ni las connotaciones sexuales. Me río de mi mismo casi a cada rato y junto conmigo, los demás motivos de mi hilaridad no me los perdonan a menudo. No obstante parece que necesito un "mood" para reírme, porque no siempre me río de lo mismo, y en ocasiones, me río más que de la circunstancia, muy bobamente por contagio (así el resto de esté reindo de algún infame sketch de nuestros "genios de la comedia mexicana actual" o de las pelis chatarra, como la que mencionas)

Sonrientes saludos!

Jolie dijo...

me encantan tus divagaciones kafeinadas Ya bien dice André Breton en su antologia del humor negro: "El humor y la risa no solo tiene algo de liberador, análogo en ello al ingenio y a la comicidad, sino también algo de sublime y elevado". Intentar definir el humor o la risa es como pretender atravesar una mariposa, usando de manera de alfiler un poste telegráfico.

Dicen que reirse es un bálsamo para la mente, ayuda a revitalizar los problemas, no es fácil descifrar que es el humor o la risa, menos sus consecuencias. La risa para mi es un acontecimiento mágico inesperado que irrumpe en nuestro bienestar y hace que trascienda frente a nosotros la realidad ordinaria en la cual habitamos. Reir es un placer pero es un placer fugaz, involuntario, un alterado de conciencia al alcance de todos es el antídoto del miedo o de la rigidez. incluso cuando lo insoportable es uno mismo y vaya que estamos atestados de ese humor jocoso y simple que ni de chiste tendria en mi televisión de cable pero como ni cable tengo ya suficiente tengo con el canal 2

por eso mejor veo peliculas ... pero cuando quiero, ja tu amigo critico debe tener un trabajo sumamente interesante pero a la vez pesado si tiene que ver bazofias.

besos mi marichuy

Jolie dijo...

oye pensándolo bien puede divertirse de lo lindo cuando tiene que criticarlas y destruirlas

marichuy dijo...

Mi querida Jolie

Seguro que reírse es un bálsamo para la mente. Y homenajeando a André Breton, también podríamos decir que la risa es cosa seria.

Cuando mi amigo critica una película que no le gustó, para decirlo en términos civilizados, no tiene piedad, je.

Besos risueños

jota pe dijo...

--querida marichuycita, ahora si que reirse en cosa seria, la tv muestra como bien dices esa mezcla dizque sexosa-comicosa que mas bien le tira a pastosa-lelosa, pero recien vi un capitulo del chavo del ocho y no paraba de reir, sera que la caja estupida ya moldeo por algun raro proceso de estimulo-respuesta mi cerebro y por eso rio? no lo se, pero a veces las cosas mas simples me dan risa, y en eso me parece radica la risa, es como respirar, bostezar o tener hambre, lo necesitamos a diario para completar nuestro espiritu, mmmmmm, mucho rollo y nada de risa, jo! bye

Ana dijo...

Hola Marichuy!
por eso no veo tv... prefiero un buen libro, caminar, escuchar musica o simplemente divagar
un abrazo
=D

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Creo que lo más lamentable es que, de alguna forma, nuestra capacidad de risa genuina se ha visto trastocada por tanta porquería.

Un abrazo para usted

marichuy dijo...

"¿será que la caja estúpida ya moldeo, por algún raro proceso de estimulo-respuesta, mi cerebro y por eso rio?"

Querido Jota-pe

Harta pena de confirmar tu duda, je. Eso es exactamente lo que ha pasado, nos han moldeado el cerebro y ya estamos programados para reaccionar ante toda clase de estímulos.

Abrazos

PS como buena amarguetta que soy: no soporto a chespirito, je

marichuy dijo...

Ana

Querida, ya somos dos. A veces siento que vivo en la inopia, pues no me entero de un montón de "acontecimientos sociales" y luego, cuando me preguntan mi opinión, me quedo sin saber qué decir.

Un abrazo

Doctor Gurma dijo...

Indudablemente nuestra capacidad de reír se ha visto trastocada, pero no es de amarguetas tner aversión al humor barato de Roberto Gómez Bolaños, sino de algun rastro de conciencia humorística y una gran dosis de inteelcto, me parece. Yo soy extremadamente amarguetas, pero no considero al tal Cehspirito un factor para serlo. (Y probablemente ningún lector sea aficionado a ese torpe humor "Capulinesco, Chspiritesco, pastelazo y lugar común")

Sonrisas mutuas y pensantes par ti y todos los lectores del blog!

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, te doy toda la razón, ante una película gringa, boba, lo mejor es ni entrar al cine, ni prender la televisión, para eso mejor una copa de vino. Espero que te la hayan pagado con todo y cena.

Yo soy aficionada a ver la comedia de la BBC, desde Mr. Bean, por suerte, ya se puede ver, claro pagando. Muchas cosas que saca Televisa son copias, malas copias de los programas viejitos, de los programas españoles, de por si malos auméntalos a la quinta potencia con producidos por Derbez, que desde que le da hueva pensar para la televisión no hace más que copiar programas españoles.

Ora’ que siendo sincera te diré que hay cine gringo que me hace reír, no, no pongas esa cara de por fin te cache, si me gustan los hermanos Coen, Tarantino, y del cine español me gusta uno súper guarro, que a veces sale en las películas de Tarantino, Torrente el Brazo tonto de la ley. Me gustaba mucho reírme con las películas de Woody Allen, salvo la última, que aún no entiendo porqué gano Pe, lo que hacía antes me divertía como enana. Y me he de confesar fan de los Simpson, de Andrés Bustamante y extraño a Víctor Trujillo como era antes, no lo que se ha convertido el día de hoy, cómo le hace falta su compañera de vida, que fue su productora. Me gusta Tintan y Vitola, Mauricio Garcés y alguno por ahí que se me escapa.

Pero lo que más me gusta es reírme de mis propios chistes, antes me gustaba contar chistes, y no era tan mala, desde que solo te cuentan chistes por Internet se me olvidan a los cinco minutos

¿Hemos dejado de reír? Si, gracias a las campañas políticas, eso le quita las ganas de reír a cualquier persona con un poco de frente.

Un Abrazo divertido para un domingo tranquilo.

Divertida, no perdón Dilbertina.

Cache dijo...

Querida Marichuy:

No te es suficiente con un blog?? Je

No me vas a negar que Cantinflas alguna vez te hizo reír! Chaplin lo llamó el mejor comediante del mundo, y aunque al final de su carrera hizo películas ya muy predecibles, la genialidad de sus inicios es innegable.

Yo algunas veces me río sólo, será por eso que no me soporta mi Jefa? Es tan lineal la pobre que seguro no puede soportar mi andar liviano.

Un beso risueño

belleza negativa dijo...

bonito blogger!!
un beso.

Blogger Pechocho dijo...

A mí me hace reir mucho ese gran cómico Roberto Bolaño, Chespirito, jeje...

Saludos, detective salvaje.

Ojaral dijo...

Qué grande Pitol! De los mexicanos, mi preferido. Lejos.
En cuanto al tema de la entrada: yo creo que la mayoría de las comedias buscan la masividad, y para eso el chiste debe ser lo más vulgar y chabacano posible. Para que lo entienda la mayor cantidad de gente posible. Por mi parte, prefiero la sonrisa y esa sensación de burbujas recorriendo la médula espinal que es una forma posible de distinguir e gran arte.
Saludos!

MauVenom dijo...

Mi sentido del humor es sorprendentemente simple

o sumamente complicado

muy negro, eso sí

pero evidentemente no incluye basuras holywoodenses

el buen sentido el humor, sin embargo, se encuentra en todo el mundo... hay que saber dónde nada más... los gringos, lo que son las cosas, son muy buenos para la autocrítica y lo hacen de manera casi quirúrgica, pero claro está que eso no lo encontraremos en el cine... o rara vez... más bien en textos, en algunos comics, en periodismo e incluso en algunas muy escasas cosas que producen para TV

pero bueno... ahí sí algo que odio... la TV... ni siquiera tengo una.

El nombre de tu post me hizo recordar El Nombre de la Rosa.

Besos
Tarde pero siempre vengo.

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Me creería si el digo que conozco a mucha gente, extranjera incluso, que gusta del humor de chespirito? Por eso digo, que alo mejor yo soy la amarguetta.

En fin, la risa no solo es cosa seria, sino cosa de cada quién.

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

Prefiero, de lejos, el humor inglés. Aunque los ingleses suelan ser bastante mamones en su trato, tienen un estupendo sentido del humor... caustico, irónico, ácido e irreverente.

Mauricio Garcés no me disgusta y mil veces Tintán, antes que el Cantinflas.

Abrazos risueños

PS te quieres reír? ya sabes que soy cinéfila, entonces estuve siguiendo Cannes 2009 y qué crees? Me enamoré de un actor francés de nombre magrebí: Tahar Rahim. Si hoy en el palmarés del Festival, hubiesen entregado un premio a la sonrisa más bonita, esta criatura debería haberla obtenido [ojalá a la directora de Artecinema se le ocurra traer a México las dos cintas triunfadoras -la de Haneke sobre el nacimiento del nazismo- y la Francia (Un Porphète) donde sale mi nuevo novio].

marichuy dijo...

Cache

Jeje, es parte de la neurosis femenina, como me dice un amigo que odia la blogueada.

Cantinflas? Solo sus primeras películas, después se volvió supinamente moralino y políticamente correcto. Insufrible.

Besito

marichuy dijo...

Belleza negativa

Gracias

Saludos

marichuy dijo...

Blogger pechocho

Dirás que que malinchista pero prefiero al Bolaño chileno, antes que al hijo de Televisa

Saludos detectivescos

marichuy dijo...

Ojaral

No pues así, ni cabe la comparación:

"prefiero esa esa sensación de burbujas recorriendo la médula espinal"

Cualquiera -yo sí- prefiere esa sensación de dicha... sin pensarlo dos veces.

Grande Pitol, así es. Y sabe? Poco reconocido acá, al menos así lo veo yo.

marichuy dijo...

Mau querido

El humor negro, arte complicado y difícil de lograr; pero cuando se alcanza, es único. Un verdadero arte, en le mejor sentido.

Nada que ver, pero gracias por pensar en ese enorme libro.

Besitos

Lola dijo...

Puff!! Será que yo me río de todo, de todos y de mí misma y me encanta tener la sonrisota en la boca cuando voy manejando mi auto sin ningún copiloto, no sé... en mi familia somos asi, nos reímos por tonterías, por castres, por frases, etc. No necesito ver TV, pues... Y a veces, la neta es que las películas de esas hechas expresamente para hacer reír, conmigo lo logran, debo ser muy simple... Yo creo también, que en el mundo del arte/cultura/intelectualidad se manejan muchas "poses" y no se perdona ser un simple mortal, se exige demasiado, a veces, se toman la vida tan en serio que da risa...

Kyuuketsuki dijo...

A mí me encanta reír... y río como un poseso cada vez que puedo, y no me importan mucho las conveciones sociales al respecto. Por eso me ven raro cuando río de algo que "no se debe de reír" y cuando me quedo callado ante las boberías simplonas de la TV. En fin.

marichuy dijo...

Kyuu

Me da la impresión de que eres bueno con el humor negro; no sé por qué creo eso, pero así es.

marichuy dijo...

Lola querida

Después de ver tu trabajo de la semana pasada, me quedó claro que tienes un estupendo e inteligente sentido del humor.

Besitos

PS El mundo del arte suele ser demasiado Bluff

Exenio dijo...

Podría reir, pero ahora sólo sonrió... no vaya a ser que la etiqueta colgada a un lado de mis labios sea interpretada de otra manera, o que quien haya leido el código aquél, crea que la etiqueta, pues va del otro lado.

Divago... lo siento... no es chistoso.