noviembre 24, 2009

haciendo tangos


Siempre me he preguntado cuál es la razón, en dónde se halla el secreto de la Argentina para ser tierra fecunda de buena literatura y poesía (las poetizas argentinas son remarcables), de música de todo tipo, de belleza humana y otras cualidades dignas de admiración. Una de ellas que, a la distancia, Argentina parece un país menos influenciado por la cultura (la mala, no la buena) estadounidense y esto es algo que a los ojos de quienes habitamos en este país mexicano invadido ad nauseam por todo lo gringo [lo mismo sus espantosas hamburguesas de sabe Dios qué origen animal (McDonal's), su pretencioso (y sobrevalorado) café Starbucks, sus refrescos, su forma de comer (no en balde los secundamos en número de habitantes con sobrepeso), sus series de tv, su música y un largo etcétera]... resulta admirable y envidiable.

Y hablando de invasiones y las consecuentes influencias que estas tienen en la cultura y modo de vida del país invadido, la que se registra en el ámbito cinematográfico mexicano es desastrosa por donde se le mire. Como bien dice el critico de cine mexicano (y maestro universitario) Jorge Ayala Blanco, si en el siglo XIX los gringos nos mandaban soldados para controlarnos, en la actualidad (dejando de lado el mercado del narcotráfico mexicano, en el  cual los hijos del Tío Sam están más embarrados que nadie), ya no necesitan de sus tropas, basta con la influencia de su cine... sobre todo el malo (esos churrototes de más de 100 millones de dólares), el cual copa la mayor parte de las salas cinematográficas de este país, acarreando con ello no sólo la discriminación hacia el escaso buen cine mexicano... sino, además, cerrando la posibilidad de que los amantes del Séptimo Arte podamos disfrutar del buen cine producido en Europa, Asia y Medio Oriente. Porque, claro, como señala otro crítico cinematográfico nacional, Carlos Bonfil, el cine hollywoodense tiene anestesiado al grueso del espectador cinematográfico mexicano, quien está tan amoldado al estilo de la películas made in Hollywood, que cualquier otro tipo de cine… nomás no le entra. Una de las consecuencias de esta anestesia cinematográfica, es que para el imaginario popular mexicano el cine animado sólo es concebido como made in Disney y más cercano en el tiempo, Dreamworks y/o Pixar... nada más. de tal forma, cuando una pequeña joya de animación proveniente de otras tierras (Japón, Medio Oriente o Europa) llega a las pantallas mexicanas (sin la previa avalancha publicitaria acostumbrada por Hollywood), sólo cuatro despistados lo vemos y el filme en cuestión... pasa sin pena ni gloria por las salas cinematográficas de este país.

Y ustedes dirán -con toda razón- ¿y esta mujer de qué habla; qué no estaba hablando de la poesía o la música argentina? Por supuesto que sí, pero el titulo de esta entrada es haciendo tangos y justo eso es lo que hago aquí (jeje). Ya más en serio, sucede que mi deformación profesional me impide subir al blog un video sin explicar el por qué y por ello necesitaba de esta divagación, a manera de introducción para la pequeña historia, un corto de cinco minutos, que dejaré aquí y en la cual se funden la música y el baile distintivos de la Argentina, junto con el buen quehacer cinematográfico en su modalidad animada. Este video no fue producido por ningún gran estudio hollywoodense, sino por tres incipientes cineastas europeos (franceses). “En Tus Brazos” fue realizados por tres estudiantes de animación, François-Xavier Goby, Edouard Jouret y Matthieu Landour, cuando aún eran alumnos de la Ecole Supinfocom (École Supérieure d'Informatique et Comunication).-
 

Los trabajos de graduación de los egresados de esta Escuela son admirables (para quienes disfrutamos de la animación, desde luego); ya en este blog había posteado un trabajo suyo, el delicioso video llamado al dente; espero que este tango resulte de su agrado.



19 comentarios:

Champy dijo...

Ay ya fuí.... y aprece muy interesante... Pero en mi grinchez momento no aguanto estar batallando con el puto servidor.... Al rato insisito con detenimiento y en mejor estado de ánimo la admiración placentera de En tus brazos.

Respecto a la hermana reública de Argentina....
Sabes de mis estúpidos e idealistas sentimientos de unidad y hermandad latinoaméricana, y fijate que hasta los argentinos quiero! como estaré?
Yo les admiro varios puntos y los respeto por otras tantas razones, vamos, hasta su mamonería les perdono y me resulta simpática...

Como no voy a querer a la tierra de mamá Meche???

Como no voy a respetar a la tierra de esas muejeres luchadoras fuertes e incanzables que son las de la plaza de Mayo....

Hubo un momento en mi vida que sostuve una placentera y muy perversa relación con uno de los nenes argentinos consentidos por ese orgulloso pueblo (Vicentico lo llaman), y aprendí a querer a ese pueblo...

Un par de amiguitas chinitas optaron por ir a armar su desmadrito en el Buenos Ares nocturno, una ahí quedo, la otra salió mejor librada y regreso a su patria, a respirar lejos del caos, pero el daño ya lo llevaba muy dentro y jamás consiguió sacar.

Chao Soda en el River siempre será un momento climático de mi vida.

Al rato sigo intentando con En tus brazos...

2046

marichuy dijo...

A diferencia del cine, la vida no es abundante en happy endings.

Decía Don Emilio García Riera que "El cine es mejor que la vida” (claro, él hablaba del buen cine). Y como para darle la razón, en los recientes días, la vida mía y el ambiente de esta patria, han sido más prodigos en pesares y sinsabores que en situaciones gratas y esperanzadoras. Derivado de lo cual, mi cabeza está a punto de reventar; pero como la solución no es (líbreme Dior) adscribirse al “Club de los Optimistas” ni tampoco... apurar la copa de cicuta, lo único que me queda es evadirse con algo grato...

En razón de ello, este banal post.

Besitos evasivos

marichuy dijo...

Champy

Ojala puedas ver el video, pero cuando estés de mejor talante; eso sí. El cine animado requiere un buen estado de ánimo para su mejor disfrute.

Pues a mí, de un tiempo a esta parte, me ha entrado un amor perro por todo lo argentino. Su cultura, su historia, su música, su poesía, su gente en general.

En cuanto a sus "mamonerías", con tu perdón mi querido, pero los mexicanos no estamos para andar juzgando la paja en el ojo ajeno. Con los mamonérrimos regios y algunos jalisquillos, tenemos para competir con grandes posibilidades de triunfo. Y como me decía tu idolatrado Sensei Chilacayote: los argentinos tienen mucho más digno de presumir, que los regiomontanos que siempre se han sentido paridos por Dios.

Besos animados

Potter dijo...

Mari, Me encantó la referencia de la página, ysegún mis predicciones de tus tropismos físicos te gustaría más el sr. Landour, no sé... creo!

La animación es fabulosa, y la he vistó justo a quien tendré en mis brazos, por siempre...

El encanto de argentina es mágico, sin duda, el tango es por mucho, la expresión artística más desopilante de todas!


un beso y gracias por la animación!!!!!!!!!!!!!!!!!!
No sabes los aportes argentinos a "Deseos", imagino el maridage de acentos con los de Mexico y se me hace agua la boca!

Champy dijo...

Sabes que si alguien te va a enteder tu perro amor por otra cultura ese voy a ser yo...

Ay amiguita de que son mamones son mamonsototototes y eso que ni que..... pero te repito mi intención, a pesar de ello, a mi me caen muy bien, me divierten, lo tolero, no es motivo para mi suficiente como para desterrarlos de mi vida nooo, al contrario, me divierten tanto que mas los sigo... A diferencia de los malditos regios, que tu sabes cuanto detesto!

No me canso ni me cansaré de gritarlo y de joderlos cada que se me presenta una oportunidad.
Algún día te van a decir que me colgaron quemaron o empalaron tumultuariamente ya sabes porque.

2046

marichuy dijo...

Potter querido

Qué bueno que a vos le gusta el cine animado. Este video no es de mismos autores que el "Al dente" (en el cual por cierto, uno de los realizadores es colombiano), pero si de compañeros de la misma Escuela.

Y mejor aún, que lo hayas visto en la compañía de quien amas.

El tango es tan fascinante, como melancólico y merecidamente patrimonio de la humanidad.

Besos querido

marichuy dijo...

Champy

Creo que es más la mala fama y como en todo pues... los habrá... tanto como acá. Para pronto: quien conozca a los regios, bien puede pensar que todos los mexicanos somos así y pues NO.

Besitos regionalistas

Abraxas dijo...

Yo se la razón, pero a los mexicanos no nos gusta oírla.

malbicho dijo...

y hablando de churros gringos, me acabo de chutar la de 2012 (soy la novia perfecta, no sólo lo invito al cine sino además lo dejo escoger la película, aún sabiendo que sus gustos son de lo piorcito -por algo anda conmigo, je-), sé que quieres ir a verla pero te recomiendo que mejor no, que mejor elijas abrirte la cabeza con un tenedor, sería más entretenido

=)

marichuy dijo...

Abraxas

¿Inteligencia o Educación... o qué carambas (yo no tengo problema en escucharla)? Jeje

marichuy dijo...

Malbi

Huy si, no vieras, eh? Muero por verla, jajá.

Saluditos catastrofistas (para que sigas a tono con 2012).

PS Así que lo dejas escoger la película? Craso error, mi querida. Los hombres, salvo contadas excepciones, tienden a escoger los peores bodrios (de acción, dizque ciencia ficción de a peso o sexo bara, bara).

Kyuuketsuki dijo...

Creo que una de las razones, como bien mencionas, es que Argentina se sitúa "en el culo del mundo" (y conste que no lo digo yo, lo dicen ellos). Pueden desarrollar mejor su propia cultura. Por otra parte, su carácter melancólico y la herencia italiana creo que también influyen. Claro que eso también suele derivar en una sensación de superioridad insufrible de su parte, pero que se le va a hacer.

Iré a ver la película... si la encuentro, snif.

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Oiga, que alguna ventaja habría de tener hallarse ubicados en el "Culo del Mundo" (un maestro argentino -en la Facultad- decía: nosotros los del "Coño Sur").
Pues será que he tenido buena suerte, pero yo tengo muy buena opinión de los argentinos.

Oiga de qué película habla ¿de 2012?

Ana dijo...

Hola Marichuy! el video esta padrisimo, me encanta el tango! pero el de baile no el que hacen algunas personas en ocasiones... (como el ser que tengo a un lado mio que ya esta traumado por los acontecimientos futuros)=D
y al igual que Malbicho no te recomiendo la pelicula 2012, realmente prefiero quedarme a leer un libro que ir al cine... pero para variar era para no entrar en conflictos de fin de semana...

abrazos y que estes muy bien...

marichuy dijo...

Ana

A mí me gustan los tangos de ambos tipos... jajá; aunque en mayor medida, la música y el baile, por supuesto.

Querida, yo soy cero afecta cine hollywoodense de ese tipo (de hecho, lo detesto); pero igual, gracias por la advertencia

Un abrazo

Aurore Dupin dijo...

Una pequeña joya -en cuanto a duración- porque en calidad es inversamente proporcional a los largometrajes RF que predican la FHK en monitos lindos.

Supongo que entre belleza y "lindura" hay un abismo patrocinado por Bubber-Ring y Mc-Roñas, perpetuando estereotipos bara-bara.

¿Se imaginan a esta pareja en monitos chinos de la cajita feliz?

Horror. Qué ideas perversas les inculcarían a las mentes infantiles, con ese baile demoníaco y simoníaco, donde se arrejuntan lujuriosamente sin estar sacra-mentados por el vínculo matrimonial, en esa ciudad del maligno -por algo tendrá propicios vientos, auspiciados por los demonios- donde se entregan a los placeres de la carne -física, metafísica, motafísica- sin temor a Dios.

http://www.tematareramirez.com/

Idólatras.

marichuy dijo...

Querida Aurore

Lástima que me faltan los recursos, que si no... me encantaría poner este tipo de figuras, sugerentes y políticamente incorrectas, en las dichosas cajitas del McRoñas (y en los huevitos de Kinder Surprise, los cuales, ya de paso, elaboraría con chocolate bien amargo).

Besos

sue dijo...

Dicen que bailar el tango es difícil porque es como la vida.
En cuanto a la peli no sé si llegará a España (o quizás ya haya llegado y no me enteré:( en cualquier caso me la apunto.

Del floklore yanqui no tengo, por el momento, nada que decir. No estoy hoy yo muy fina, vaya.

Un beso.

marichuy dijo...

Sue

Si el tango es dificil de bailar porque es como la vida, pues la vida no estará tan mal entonces... el tango debe ser el baile más sensual e intenso.

Como yo tampoco amanecí muy fina, dejaremos a los yanquis de lado, jeje.

Un abrazo