noviembre 21, 2009

Carnavales en los arrabales/Cardenales en los funerales/ De mi corazón



Un innoble mirón solitario...Que una noche soñó un imposible parecido al amor.

Porque el mundo es injusto, chaval; pero, si me provocan...Yo también sé jugarme la boca, qué te voy a contar.


Y sin embargo...


Para hacer un talismán

Se necesita sólo tu corazón
hecho a la viva imagen de tu demonio o de tu dios.
Un corazón apenas, como un crisol de brasas para la idolatría.
Nada más que un indefenso corazón enamorado.
Déjalo a la intemperie,
donde la hierba aúlle sus endechas de nodriza loca y no pueda dormir,
donde el viento y la lluvia dejen caer su látigo en un golpe de azul escalofrío
sin convertirlo en mármol y sin partirlo en dos,
donde la oscuridad abra sus madrigueras a todas las jaurías y no logre olvidar.
Arrójalo después desde lo alto de su amor al hervidero de la bruma.


Ponlo luego a secar en el sordo regazo de la piedra,
y escarba, escarba en él con una aguja fría hasta arrancar el último grano de esperanza.
Deja que lo sofoquen las fiebres y la ortiga,
que lo sacuda el trote ritual de la alimaña,
que lo envuelva la injuria hecha con los jirones de sus antiguas glorias.


Y cuando un día un año lo aprisione con la garra de un siglo, antes que sea tarde,
antes que se convierta en momia deslumbrante,
abre de par en par y una por una todas sus heridas:
que las exhiba al sol de la piedad, lo mismo que el mendigo,
que plaña su delirio en el desierto,
hasta que sólo el eco de un nombre crezca en él con la furia del hambre:
un incesante golpe de cuchara contra el plato vacío.

Si sobrevive aún, si ha llegado hasta aquí hecho a la viva imagen de tu demonio o de tu dios;
he ahí un talismán más inflexible que la ley, más fuerte que las armas y el mal del enemigo.
Guárdalo en la vigilia de tu pecho igual que a un centinela.
Pero vela con él.
Puede crecer en ti como la mordedura de la lepra; puede ser tu verdugo.
¡El inocente monstruo, el insaciable comensal de tu muerte!

Olga Orozco


¿Demonio o divinidad eres? Eva y Sofía. Así era mi sueño de amor y así era Abraxas.


Aquel bárbaro momento, un poder o no se qué
Hechizo me ciñó, o fue que el viento helado
Sopló de noche y al marchar dejó grabado
En mi espíritu su rastro, o fue la Luna
Que brilló en mis sueños con especial fortuna
Y frialdad, o las estrellas... en cualquier caso
El sueño fue como ese viento: démosle paso.


E. Allan Poe


Imagen: La tejedora roja. Remedios Varo.



12 comentarios:

malbicho dijo...

ouch!, creo que alguien hizo un talismán con el mío, porque justo así es como lo sentía

U_U

(y ahorita está la rolita de pink... T_T)

Aurore Dupin dijo...

Malbicho:

Creo que el mío ha completado la transmutación. Cronos es el patrón de los alquimistas.

Adéndum: Dejar reposar a Joaco.

marichuy dijo...

Aurore querida

Cuento con todo lo necesario para hacer ese talismán, empezando por lo principal: mi indefenso corazón. Aunque es posible que el talismán no me funciones igual, pues mi corazón es como el de un pollo, está hecho a imagen y semejanza de mis dioses y mis demonios y si bien está enamorado, más que de alguien en especial, lo está de la idea que tiene del amor y de cómo debe ser el ser amado.

Recapacito, no creo que funcione.

Besos descorazonados

Aurore Dupin dijo...

Queridísima:

Se nos han perdido muchos dioses y diosas, como escribía Wislawa Szymborska.

Del miocardio compartido te hablaré...Del mundo perfecto de las ideas y sus pálidas representaciones terrenales, a lo Platón.

Como buenos estados alterados de conciencia que son, el éxtasis místico-amoroso es una vía directa a las pupilas de Dios -o madre naturaleza, o padre tiempo- esos caminos a lo Machado que el hombre transita en las circunvoluciones cerebrales.

Una pasión te jode la vida, lejos de las lacrimogénas películas rositas de Bolywood.

Pero aún con la crisma partida, agradeces el vuelo. En lo personal, tiré al tacho de basura mi carrera profesional y el altar en que me tenía la familia...La tríada rota -el cuerpo, la mente y el espíritu- pero vivida.

Como inmortalizó G. Sand

"Soy yo quien ha vivido, no algún ser ficticio creado por un falso orgullo".

El ciclo de vida de los miocardiocitos pollitos es más rápido, un tren de vida que no cualquiera soporta en esta sociedad fast and free, donde los ideales son tan mudables como la bolsa de valores.

Por ello te adoro, porque los corazones de pollo requieren una base de hierro para vivir.

Besos de ventrículos y aurículas.

marichuy dijo...

Querida

Aunque no estoy exenta de errores (todo lo contrario), me asumo como soy... en algún momento de la vida hay que hacerlo y aún a riesgo de ser receptora de (y es literal) de "bienintencionados" obsequios en forma de "Caldos de pollo para el alma de la mujer"

Doña Olga Orozco, una poeta bárbara (Argentina es tierra pródiga en poetizas femeninas de alto calibre), escribió este poema que me parece brutal (te iba a poner "Las muertes", pero quizá sea too much) y que alguien tuvo a bien obsequiarme tiempo atrás.

"Ésa es tu pena. Tiene la forma de un cristal de nieve que no podría existir si no existieras y el perfume del viento que acarició el plumaje de los amaneceres que no vuelven. Colócala a la altura de tus ojos y mira cómo irradia con un fulgor azul de fondo de leyenda, o rojizo, como vitral de insomnio ensangrentado por el adiós de los amantes, o dorado, semejante a un letárgico brebaje que sorbieron los ángeles.
Si observas al trasluz verás pasar el mundo rodando en una lágrima.
Al respirar exhala la preciosa nostalgia que te envuelve"

"Ésa es tu pena"

Besos con alas

Aurore Dupin dijo...

Ya que hablamos de pasiones hard -que no hay de otras- el Jardín de las delicias orozqueano y Boschiano:

(...) Pero basta el deseo, el sobresalto del amor, la sirena del
viaje, y entonces es más bien un nudo tenso en torno al haz de
todos los sentidos y sus múltiples ramas ramificadas hasta el
árbol de la primera tentación, hasta el jardín de las delicias y
sus secretas ciencias de extravío que se expanden de pronto
de la cabeza hasta los pies igual que una sonrisa...

Besos en la locura.

Ana dijo...

upss!
"una pasión te jode la vida" .... así? o más claro?
si se hizo un talisman con el mio...estoy en la piedra.... donde estan escarbando para que no quede ni un grano de esperanza...
pero me quedo con lo que comentas Aurore... agradezco el vuelo... agradezco que se desplegaran todas mis velas.... y eso solo lo pudo hacer ese demonio o dios que se cruzó por mi camino...
y como dice a bien Marichuy... esá es mi pena...
:(

Mafalda dijo...

...

¡Uta!

Pues yo también haré mi talismán.
Esas méndigas pasiones.

"Si con Noviembre un penetrante nardo ahogara los temblores de mis sábanas. Si lágrimas de lluvia diluyeran sucesos anteriores, y de mis ojos cayeran como hojas de otoño, desnudándolos. Si el tiempo desandase hasta cuando era inocente todavía y quieto y transparente. Y si, además, pudiera apresurarse, desplegar el velo que mi mirada contuviera, antes de que la suya alcanzara. Antes de que sus ojos sorprendieran en los míos el hechizo de Lucifer".


(Virgo Potens - Ana Rosetti)

Saludos mi Dama.

Mafalda

Aurore Dupin dijo...

Ana:

A mi parecer loco -como el niño que pone el coco y luego le tiene miedo- (y tras la enseñanza de la Diosa de tres facetas, Santísima Trinidad, hay que decirlo) hacer un talismán viene por decisión, como es el amor -elegir una persona en específico sobre este mar de gente-. Tomar nuestra parte en ese proceso de maduración es, quizá, la mayor enseñanza que Eros te deja, cuando sobrevives semejante cataclismo emocional.

Tiempo atrás, compartí un fragmento de "La balada del café triste" de Carson McCullers, que ilustra esta situación de la idealización/proyección sobre el/la amad@:

"Ante todo, el amor es una experiencia compartida por dos personas, pero esto no quiere decir que la experiencia sea la misma para las dos personas interesadas. Hay el amante y el amado, pero estos dos proceden de regiones distintas. Muchas veces la persona amada es sólo un estímulo para todo el amor dormido que se ha ido acumulando desde hace tiempo en el corazón del amante. Y de un modo u otro todo amante lo sabe. Siente en su alma que su amor es algo solitario. Conoce una nueva y extraña soledad, y este conocimiento le hace sufrir (...) Por lo tanto, el valor y la calidad del amor están determinados únicamente por el propio amante. Por este motivo, la mayoría de nosotros preferimos amar que ser amados. Casi todo el mundo quiere ser el amante. Y la verdad a secas es que de un modo profundamente secreto, la condición de ser amado es, para muchos, intolerable. El amado teme y odia al amante, y con toda la razón. Pues el amante está tratando continuamente de desnudar al amado. El amante implora cualquier posible relación con el amado, incluso si esta experiencia sólo puede causarle dolor".


"La verdadera historia de amor es la que tiene lugar en el corazón de los amantes, y ésta nadie sino ellos pueden llegar a conocerla. El amor en todo caso es una experiencia en la que siempre conviven lo cómico y lo sublime"

----------

Abrazo de pena honda y sublime caída.

Aurore Dupin dijo...

Mafalda:

Vos me arrancás el tejido cicatrizal y revivís los bordes de la herida -pero sólo para el tejido nuevo sea más funcional-.

La poesía es un IECA para remodelación miocárdica (perdón por la metalepsis barata).

Cuando se era inocente, quieto y transparente...El hechizo de Lucifer en unos ojos de miel del Himeto...

Ahora el mundo es opaco.

Mundo traidor.

Pasiones del alma, pasiones del alma.

Saludos inquietos.

Kyuuketsuki dijo...

La definición más memorable de Abraxas que recuerdo, está contenida en el Demian de Hermann Hesse...

Aurore Dupin dijo...

Kyuuketsuki:

Sin duda. Sólo Hesse para re-crear a Eva.