octubre 10, 2009

Entre el cielo y el suelo



No pudimos escapar de la idea
que teníamos de nosotros mismos.
Con cuánta docilidad aceptamos
los azotes de la melancolía.
Cuánto talento para quedar atrapados
en el hocico del azar.

Nunca aceptamos absolutos.
Ni siquiera la dulcedumbre
con que una alondra penetra en la mirada.
Establecidos en el vaivén,
la pasión agitaba nuestros barcos.

Y ahora que los dos estamos muertos,
seguimos ejerciendo el oficio de no poseer.

Raquel Olvera.

4 de octubre.
Las puertas del infierno. Claudel y Rodin.
Puertas del purgatorio. El fuego probará mi obra.
Puerta del cielo. En el lugar de los quetzales.

Ornitofilia: Mea culpa.

Ver a San Francisco de Asís a través de los ojos de Cimabue, Giotto y Caravaggio.

El espíritu de Il poverello d'Assisi se encontraba ausente de la parroquia: probablemente lo asustó la horda que abarrotó la plaza principal del pueblo para mirar (no observar –en el sentido crítico-, no contemplar –en el estético/emotivo-, sino el simple y llano acto -paradójicamente pasivo- corporal de dejar pasar los haces de luz a través de las pupilas, sin horadar el encéfalo, aun con su dualidad onda-corpúsculo) el espectáculo –por ende, despojado de la acepción 3 de la RAE- de Los Voladores.

No había lugar para el misticismo atrapada corporalmente entre las señoras de socialité –hechas en serie, como muñecos chinos- y los chamacos chateados y chatosos.

A punto de aflorar los instintos de mass murder, el vestigio de ser social –remanente y arcaico- parloteó:

¡Oh, Francesco, acude en mi auxilio! ¡Infunde amor por los animalitos del señor!

Una de las siete obras espirituales de la misericordia es sufrir con paciencia los defectos del prójimo; y así lo hice.

Patrimonio cultural intangible de la humanidad. Lo intangible. El mundo perfecto, inmutable, de las ideas; éste Demiurgo y su mundo sensible. Los símbolos. Cuatro puntos cardinales, cuatro elementos. 13 vueltas. 52 círculos. Los ciclos. Los universales.

La fertilidad de la tierra. El son del perdón. Música y oración. La antípoda de los camiones madereros que circulaban por las carreteras de la sierra.

Cuando inició el show mediático de la secretaría de turismo del Gober precioso, no pude más; salí corriendo por las calles empedradas hacia un terreno más elevado, hacia la Puerta del Cielo.

“No condenes ni desprecies a aquéllos que viven en la opulencia y visten con lujo” “También ellos tienen a Dios por señor, y que Dios puede, cuando quiere, llamarlos como a los otros, y hacerlos justos y santos”

Jesús mío, los políticos no tienen oídos para ti; por más que les llames, no te escucharán. ¿Qué más les da que el mundo viva en la miseria física y en la inopia espiritual? Hablarles de amor al prójimo es como pedirles que interpreten los cuadernos de Ramanujan.

Nuestra Basílica de Lourdes región 4. La espigada torre con el perfil delineado por cantaritos de barro apuntaba a ese cielo físico y metafísico; jarritos de barro y café serrano: no pido nada más.

El vestíbulo: un panteón.

“Cantando alabanzas a la hermana muerte”

Enterrar a los muertos es una de las siete obras corporales de la misericordia.

Los esporádicos visitantes apresuraban sus pasos mientras cruzaban las tumbas, con la mirada fija en la vereda, sin querer ver la señal del final del tránsito vital; no dudaban en bajar a la plaza para unirse a los festejos, tras las consabidas fotografías en poses estúpidas en el atrio.

He de confesar mi fetiche vital: la cámara fotográfica. Han sido una fascinación desde que tengo memoria; tal vez porque no me bastan los ojos biológicos, como bien señaló la señora que encontré en ese sitio.

Es una cámara de 4.1 megapíxeles. De acuerdo a los cánones tecnológicos, una antigüedad. La amo porque fue la primera enteramente mía, porque su cuerpo es agradablemente pesado y redondeado, su lente capta lo esencial, es un modelo clásico de belleza, a diferencia de las planas, ligeras, cuadradas y con múltiples funciones buenas-para-nada versiones “modernas” (cualquier similitud con la realidad física es mera coincidencia).

Deambular entre tumbas de siglos es una de mis filias más satisfactorias. El pasado te sumerge en la tranquilidad de lo que fue, y en la estética de lo que siempre será.

Me despojé del Estuans interius ira vehementi.

- ¿Se le murió alguien?
- ¿Mande? Eh…no. Buenas tardes.
- Buenas tardes. Es que parece de esos pájaros todos negros. Hasta lleva plumitas negras en su sombrero.
- Me gusta el negro.
- Ah. A usted no le gustan los colores.
- No, no mucho.
- Tampoco le gusta hablar mucho.
- La verdad, no.
- ¿No le bastan sus ojos?
- ¿Perdón?
- Que si no les bastan los ojos del creador. Agarra ese aparatito como si fuera su mujer.
- Tal vez no me basten los ojos de Dios. Y sí, quiero este aparatito como si fuese mi mujer.
- Mmm. Usté es muy rara. Toda de negro. Con ese aparatito gris. Aquí, en medio de los muertitos. Los turistas no andan así.
- A lo mejor no soy tan turista.
- La verdá no. Tiene el pelo largo, además. Las mujeres de ahora no lo tienen así.
- Sí, es cierto. Es que llevarlo corto es más cómodo.
- Puede. Pero ya no se distingue a hombres de mujeres. Ya nada es como antes.
- También es cierto. Pero uno no es hombre o mujer sólo por el pelo.
- No. Es todo. La ropa, la piel, las manos, la cabeza.
- ¿La cabeza?
- Lo que se piensa.
- Mmm.
- ¿No quiere café?
- Sí, claro ¿a cómo?
- 8 pesos la bolsita.
- ¿No tiene más grande?
- ¿Por qué ustedes quieren todo a lo grande? Se le va el olor y el sabor. Ni saben lo que comen con todo lo que se meten a la boca. Tienen tanto y ni disfrutan nada.
- (Risas). Eso sí, doña.
- Ándele pues.

La señora me dejó mucho en qué pensar. En ella estaba la sabiduría de los que andan con los pies en la tierra, no nada más sobre ella con suelas sintéticas…como yo.

Entre el olor del café, la bruma de la sierra, los llamados de los pájaros, los rayos del sol que incidían sobre la piedra, hice un cuadro interno, no sólo visual.

“¿No has observado que el demiurgo de nuestros sentidos modeló con mucho mayor cuidado la facultad de ver y ser visto que en las demás facultades?” El Timeo es todo un tratado de neurobiología.

He visto a la muerte en todas sus facetas: absurda, sublime, ignominiosa, fútil, trágica, compleja, incauta…es una conocida ya, a diferencia de un diez de octubre de 1999, cuando irrumpió en la calma superficie de la existencia para llevarse a la persona más amada: mi bisabuela. La catarsis ante esa pérdida fue la elección y el ejercicio de la medicina, tratando de alejar a La Huesuda de todas las formas posibles; tratando de evitar que ese dolor se repitiera. La experiencia del sufrimiento ajeno te hace colocar a la muerte en perspectiva, cuando aferrar la vida es un acto de egoísmo. Existen fenómenos mucho peores que la muerte física.

¿Última voluntad? Escuchar Tosca...al menos, el aria de Caravadossi.

Semiótica del arte funerario



25 comentarios:

QUANTUM dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
QUANTUM dijo...

Primero, debo decirle que este post me ha encantado. En cada blog siempre hay un post, que para mí, destaca.

Cada que comento en un blog, siento que estoy en un buen blog. Pienso que, si bien, un blog sirve de entretenimiento. Pero también puede experimentarse una retro-alimentación entre el emisor y el receptor. “El ser humano es importante para el ser humano”.

Cuando usted escribe, lo hace con imágenes que a veces me pierden( y que pienso pueden expresarse de una forma más accesible, sin necesidad de lo "sofisticado"( y no por ello, menos elegante)).

No obstante, vuelvo a reafirmar, que este post me ha gustado sobremanera. Lo he probado con ricos ingredientes y ha quedado: YOM-YOM...rico.

Primero debo decirle que sobre política, ya hay muchos que nos quejamos. "Mirar" el problema es algo vulgar entre la gente; pero ¡¿si empezamos a observarlo?! la política como un "enredo"; como si fuese la incógnita de una ecuación compleja( mas no difícil),la cual sí podríamos llegar a despejar y encontrar... y por consiguiente actuar.

¡Ha, las hermosas matemáticas!. Los números no mienten: expresan que la esencia de la realidad: “No es buena ni es mala, simplemente ES”. También es posible ver las matemáticas como la expresión de la música que a su vez es el lenguaje del universo. Las matemáticas como expresión de creación: La interesante medicina, la maravillosa biología, la seductora arquitectura, la inspiradora pintura… la acogedora literatura. Las mismas matemáticas que pueden alentarnos a no estresarnos.

“No existe ingenio, sin un toque de locura -Albert Einstein-

Me gustó mucho el link: “El pensamiento humano y Ramanujan”. La filosofía como madre de la ciencia. Percibir que somos resultado y proceso de una evolución( por su puesto, con su respectivos contrastes).

Leo su amena narración y combinada con el fondo: “El son del perdón” (Una bella melodía). Para así encontrarme con la siguiente frase: “Lo intangible. El mundo perfecto, inmutable, de las ideas…” me hace recordar a Platón. También me encuentro con la frase: “La experiencia del sufrimiento ajeno te hace colocar a la muerte en perspectiva, cuando aferrar la vida es un acto de egoísmo” (TENER O SER), me hace recordad al maestro Erick From.

Para finalizar con una melodía PUCCINI. Un degustable final. Gracias.

Siempre hay un post que destaca. Procurando actuar, siempre con honestidad, evitando así, la adulación.

QUANTUM.

P.D. Me divertí con los cartones de Cucamonga ( en la primaria intenté hacer un cuento con un rey, al cual le puse el nombre de kukamonga).

jota pe dijo...

-- excelente collage de imagenes ideas personas musica, se podria decir que solo le falto el sabor pero sabe a muerte, es decir, a cielo, gracias aurore!

Aurore Dupin dijo...

Jota Pe:

Sabe a tamales con chipilín (y son la muerte).

Gracias por los relatos que compartes. La generosidad es un atributo de franciscanos.

Aurore Dupin dijo...

Ah, y también a hoja santa (bien santa).

QUANTUM dijo...

Aurore

No me lo va a creer !!

El orden de los comentarios y este mismo comentario, soñé que ya lo había hecho antes. ESTOY EXPERIMENTANDO UN dejavú.

Posiblemente la 4ta. dimensión.

WOW me siento extasiado, quizás algo maravilloso sucederá. Un gusto haber comentado aquí. En otra vida iniciaremos con el pie derecho. Bueno, en este instante siento muchas ganas de sonreir, rayos, la mente humana es compleja.

Quizás el punto más fijo es el que se encuentra entre varias tensiones.

Aurore, ha sido un gustazo comentar aquí.

marichuy dijo...

Querida

Me regresaste a uno de mis sueños primarios: cuando adolescente conocí la Sierra Poblana, lo primero que se me vino a la mente (y a la boca porque no me lo callé) fue que ahí me gustaría morir o por lo menos ser enterrada, entre tanto cerro y bajo esos cielos neblinosos únicos en el país.

Tú diálogo con la señora me recordó a mí: “ya nada es como antes.”

El otro día alguien me decía que mezclar tantas ideas en la cabeza con pelo corto y vestimenta desnuda de colores "vivos", daban como resultado una imagen femenina misteriosa... o equívoca, quizá... Pero la Señora tenía la boquita (casi) atascada de razón.

Besos neblinosos

Abraxas dijo...

Eso de andar entre las tumbas con el fetiche viendose raro entre Los muertitos es una de mis ocupaciones favoritas... Me gusta este raro post.

Unicornio dijo...

Querida Aurore:
Como ud. ya sabrá, así como "Los tres motivos del oidor", hubo 3 fechas 3 en la historia de los Cuacos con Cuerno que los definieron para siempre. Una, ya la conocen vueseñorías (Jueves, 19/IX/1985). La otra fue un 8 de octubre, cuando mi querido Padre nos dejó huérfanos, inmaduros y escuincles (en parte por su heroísmo, en parte por negligencia médica, en parte quizás por el destino). Y como vuesarcé, nos inclinamos por la rama médica y científica a causa de ese desafortunado suceso.

Otros familiares se hicieron ateos, cínicos y desesperanzados después de esa muestra de fina ironía de los dioses. El jamelgo cornúpeta se hizo científico, casi-musulmán y rabiosamente idealista debido al mismo suceso. Bien dicen que el caos es lábil a una minúscula variación en las condiciones iniciales (del corazón-hipotálamo, agregaría yo).

De lo demás, ya sabrá usía la inalienable opinión de los Caballitos con Cuerno (v. gr., de la muerte y otras condiciones a la frontera no-lineales, jeje). De modo que, dejándole un afectuoso saludo y sin afán de escribir otro tratado sobre la Vida y sus Avatares, se despide por el momento,

el pertinazmente esperanzado Unicornio...

Aurore Dupin dijo...

Queridísima:

En vista de que mis queridos seres se horrorizan ante la incineración del cuerpo material, iré a dar con los huesitos a la cripta familiar...sé que continuaré detestando el clima cálido en la vida ultraterrena; nada que ver con los cerros verdi-azules perdidos en la neblina...Auch.

(Ésa es una de las razones por las que La Puerta del cielo merece tal nombre: el abigarrado panteón, la torre neogótica y, como fondo, la serranía...ah).

Síp. Nada es como antes. Ni siquiera el presente es como el ahora. El hombre no se baña dos veces en el mismo río.

"Es injusto que esté tan vestida de cabellos una cabeza tan desnuda de noticias" pero es algo que llevo ya desde la infancia; esas improntas necesitan un cataclismo para removerse.

Mmm...así como "El misterioso hombre de negro" de Liniers...aun cuando en la mayoría de las ocasiones la impresión sea equívoca más que enigmática; este mundo va.

Síp. La señora me dejó más muda que de costumbre.

Besos coincidentes.

Aurore Dupin dijo...

"El que quiere nacer tiene que romper un mundo. El pájaro vuela hacia Dios. El Dios se llama Abraxas"

Ehmm. Divagaciones motafísicas gratis.

Los amantes de los cementerios semos bien raritos.

Saludos imagenológicos.

Aurore Dupin dijo...

Estimadísimo cuaco con cuerno espiralado:

“Juro a Dios y a esta cruz que firmo por tres motivos: por miedo, por miedo y por miedo.”

Y yo respondo por gusto, por gusto y porque se me da la regalada gana.

Esas son experiencias y no pedazos...en lo personal, tenía 17 años, pero me sentí como chiquilla perdida y desolada de 5; esa mujer era el pilar de mi universo.

Como expone Jan Kott en "El manjar de los Dioses":

(...) En el teatro de Esquilo participa todo el cosmos: los dioses, los hombres y los elementos. Su cosmos tiene una estructura vertical: arriba, el asiento de los dioses y del poder; abajo, el ámbito del exilio y del castigo. En medio se encuentra el círculo plano de la tierra y, a su alrededor, la orkhéstra también plana, en la cual se desarrolla la acción. La estructura vertical del mundo con sus funciones, símbolos y destino definidos, el "arriba" y el "abajo", es uno de los arquetipos más universales y duraderos.

En el mito del eterno retorno: arquetipos y repetición de Eliade

"El infierno, el centro de la tierra y la `puerta´ del cielo están así situados sobre un mismo eje, y el paso de una región cósmica a la otra se efectuaba sobre ese eje".

Vuestra merced es testigo del afán de escribir de los avatares de Vishnú.

Oh, las tulpas. Este mundo ilusorio.

Mafalda dijo...

...

Te acompañé en ese viaje, escuché a la mujer, probé tu café.
He caminado por calles milenarias, por momentos parecería que me acompañan algunos pares de ojos. Se trata de una sensación rara, no desagradable.

Yo soy médico porque eso quise ser desde que tuve uso de razón.
Nací un 4 de octubre, que no tiene relación con ningún número algebraico o logarítmico.
Me gusta la armonía y el equilibrio, no sospecho que sea por cuestiones astrológicas.

Nada es igual con el paso del tiempo. ¿Será que la muerte también pueda mostrarnos una cara diferente?

Saludos límbicos para ti mi Dama.

Mafalda

Aurore Dupin dijo...

Hija universal de Quino:

Ya lo decía Paul Éluard

"Hay otros mundos, pero están en éste. Hay otras vidas, pero están en ti"

Y a la medicina, como a todas las mujeres de mi vida

"Yo le di lo que el día me había dado: los bosques, los zarzales, los campos de trigo, las viñas, los nidos y sus pájaros, las casas y sus llaves, los insectos, las flores, las pieles, las fiestas".

El fiel de la balanza particular es muy raro; por cuestiones astrológicas sería un potro salvaje desbocado...ehmmm...

Yep. La serpiente de Esculapio muda de piel...nosotros también.

La muerte tiene tantas caras como los humanos que la viven (ah, qué oxímoron tan chistosito).

Saludos límbicos de retorno, Dama Domina.

Strika dijo...

Querida Aurore:

Me encantó este post. Creo que es uno de los mejores que te he leído. El diálogo con la señora es genial.

Por cierto, coincidimos en dos cosas. A mí también me encanta deambular entre las tumbas y yo también tengo una cámara de 4 megapíxeles que es ya como un dinosaurio para los tiempos que corren. :P

Ah, y Cuetzalan es un lugar MÁGICO.

Abrazos

Aurore Dupin dijo...

Apreciadísima Strika:

Sí. A ella no le puedo aplicar personajes, ni máscara tragi-cómica.
Los coturnos y los soccus quedan relegados.

Hay que formar la hermandad de los panteoneros fotofílicos...

Vaya que se ha ganado su lugar de pueblo mágico. Empero, parece que mi destino son los "para": prefiero Comitán a San Cristóbal, Zacapoaxtla a Cuetzalan.

Sí, soy extraña.

Aurore Dupin dijo...

Ah, abrazos correspondidos.

Aurore Dupin dijo...

Cierta gente huyendo de otra gente.
En cierto país bajo el sol
y bajo ciertas nubes.

Dejando atrás sus todos respectivos,
campos sembrados, ciertas gallinas, perros,
espejos en los que ahora sólo el fuego se contempla.

Llevan a la espalda hatillos y cántaros
día tras día más pesados, cuanto más vacíos.

El agotamiento de alguien tiene lugar en silencio,
el arrancamiento a alguien de su pan en el tumulto
y el acunamiento del niño muerto de alguien.

Ante ellos un incesante "por aquí no"
no es ése el puente que necesitan
sobre un río extrañamente rosado.
Alrededor unos disparos, a veces más cerca, a veces más lejos,
en lo alto un avión que parece dar vueltas.

Vendría bien alguna invisibilidad,
alguna oscura pedregosidad,
y aún mejor un no-haber-sido
por un tiempo breve o incluso largo.

Alto todavía ocurrirá, pero dónde y qué.
Alguien saldrá a su encuentro, pero cuándo, quién,
desempeñando qué papel y con qué intenciones.
Si tiene elección,
quizás no quiera ser un enemigo
y los deje con cierta vida por delante.

Wislawa Szymborska

Kyuuketsuki dijo...

"No condenes ni desprecies a aquéllos que viven en la opulencia y visten con lujo. También ellos tienen a Dios por señor, y que Dios puede, cuando quiere, llamarlos como a los otros, y hacerlos justos y santo". Si, claro. Que cosa más conveniente. ¿Por qué me da la impresión de que eso fue elaborado a modito desde el vaticano?

Aurore Dupin dijo...

Kyuuketsuki:

Es que era San Panchito de Asís ¿O era Chisco el chico?

Es que una cosa es la gimnasia y otra la magnesia... el jefe de jefes y sus "manager" no tienen relación alguna, más que la meramente puta-tiva.

http://pordios.elerlich.com/2004/06/esto_va_para_el_vaticano.php

http://pordios.elerlich.com/2004/10/marketing.php

http://pordios.elerlich.com/2005/04/con_caducidad.php

Ana dijo...

Hola Aurore!
upsss! perdón por el retraso...
me he quedado como vos ante los comentarios de la "seño"... sabes? no me gusta, me encanta vestirme de negro... dice mi má que cuando se muera no va a saber si en verdad llevo el luto o que? pero ese se lleva en el pensamiento...
tus paseos son muy ilustrativos, aveces me pierdo y tengo que volver a comenzar a leer... pero el final es el mismo; un relato lleno de imagenes y divagaciones exquisitas
abrazos atrasados
=D

Aurore Dupin dijo...

Ana:

No te preocupes; siempre existe alguien esperando.

También habrá que crear la hermandad de los nigrofílicos (cualquier similitud con los necrofílicos es meramente semántica).

Aun cuando los sentimientos broten de esa estructura en forma de nuez que tenemos en la cabeza, dicen por allí que proyectamos a través de la vestimenta...que si no queremos que la muerte nos vea, que si estamos deprimidos, que si el vacío interior...

Jamás elegiría colores brillantes, eso es seguro. Quizá así pertenecería al club de los optimistas, pero entonces ¿Cómo voy a escribir, si es musa adorada la melancolía?

Como expresa el maestrísimo Sabina:
"Oiga, Doctor, devuélvame mi depresión"

Saludos tragicómicos.

Aurore Dupin dijo...

El día que me ponga algo de colores vivos -Dios guarde la hora- será un acto de pura advertencia aposemática...de puro veneno destilado.

Mmmm...no, es mejor la cripsis.

Ana dijo...

Aurere, ya se a que club pertenezco...
a mi madre le va a dar el "saltapatras" cuando le conteste que es para que la muerte no me vea...
=D
y si coincido contigo... llevo la melancolía y la nostalgia por dentro...
abrazos y buenas noches

Aurore Dupin dijo...

Ana:

Pero también caben los versos de Noel Rosa:

"Los vestidos negros son vanidad
Para quienes visten de fantasía
mi luto es la pena
y la pena no tiene color."

Saludos brasileros.