septiembre 20, 2009

sophia eternamente

Los domingos, uno acostumbra pasársela relajadamente, andar en fachas, levantarse tarde, comer en familia (más de la cuenta) y  en general, comportarse más despreocupadamente de lo habitual.

Bueno pues como hoy es domingo, en este blog nos pondremos ligeras; bueno, me pondré yo (Aurore queridísima, shame on me) y hablaremos de belleza femenina. De una muy especial, mi icono personal de belleza cinematográfica (de belleza, porque como icono fílmico tengo a otra gran mujer... en más de un sentido); hermosísima, atemporal... eterna como la capital de su país: Sofía Loren. La Diosa del Mediterráneo cumple 75 años el día de hoy... y aún en plenitud.

No voy a repetir aquí las historias, mitos y leyendas (reales y ficticios) que giran en torno suyo, sólo me limitaré a decir brevemente cómo llegué a ella. Fue, obvio, a través del cine, pero no buscando a Sofía ni siquiera por amor al cine italiano, sino tras una de mis obsesiones adolescentes: la Madre Rusia. En mi infancia, solía pasarme horas enteras leyendo novelas rusas y hojeando, una y otra vez, la enciclopedia del arte a través de la historia de los distintos pueblos que mi abuela me había comprado; en específico el tomo dedicado a Rusia, el cual tuvo un efecto fulminante en mí, al punto de que antes de París o Venecia, yo anhelé conocer dos sitios: la Catedral de San Basilio (para morder sus cúpulas de caramelo) y San Petersburgo. Fue una noche de inquietud e insomnio, cuando el Canal Once de la Tv mexicana proyectaba un film que con el puro nombre me atrapó: Los girasoles de Rusia  

(mentiría si dijera que fue mi gusto por el cine de Vittorio De Sica lo que me atrajo; no estaba yo  en edad de tales exquisiteces). 

Y fue en esa conmovedora historia de amor y guerra, en la que Sofía aparece acompañada por Marcello Mastroianni, en donde yo la conocí. Mastroianni y Sofía personifican a una pareja de recién casados que repentinamente se ven obligados a separarse -el film se ubica en plena Segunda Guerra Mundial- cuando Antonio (Marcello) es llamado al frente italiano, debiendo trasladarse hasta los confines de Rusia, dejando a su esposa Giovanna (Sofía) tan sola como presa de la angustia. La película, como la mayoría de los filmes de De Sica, es sumamente dramática, pero aún así me atrapó y yo, más que del bello Marcello, quedé prendada de Giovanna; de esa mujer apasionada, impetuosa y fuerte, a la par que devota esposa, quien, contra toda sensatez se lanza en un incierto viaje hasta las ignotas tierras rusas en busca de su amado Antonio, pues se niega a aceptar su muerte cuando le es notificada por el ejercito italiano; y luego de experimentar no pocas penurias, consigue llegar al país de Stalin y dar con su marido, quien efectivamente está vivo... más de lo que Giovanna hubiera imaginado.

Y ya... el resto es historia y este frívolo post sólo era para recordar que Sofía llegó a la edad de platino.

Dos links interesantes, la nota que publica AFP sobre los 75 años de Sofía (misma que reproducen varios periódicos) y el trailer de Los girasoles de Rusia.


sophia la belleza mediterránea





ººººººººººººººººººº-ºººººººººººººººººººº-ººººººººººººººººº-ººººººººººººººº-ººººººººººººººº

13 comentarios:

Menospausas dijo...

Marichuy es un hermoso, muy hermoso post, en verdad, la historia de los libros de tu abuela que te hicieron querer conocer otros lugares. Descubrir con suerte a Sophia junto a Marcello, dos personas que siempre mi memoria casi evoca juntos. Tal vez yo descubrí la belleza de esta hermosa mujer que hoy cumple 75 esplendorosos años cuando era niña, estoy segura sin poder recordar exactamente o cuando la descubrí, seguramente por mis padres, el cine italiano siempre se vio en casa, supongo que mis padres cada uno estaba enamorado secretamente uno de Sophia y la otra de Marcello, creo no haber comprendido en su momento cuan grande era para ellos ver estas películas, solo con el tiempo lo he logrado.


Gracias por hacer un post dedicado a una de las mujeres más bellas que ha dado el cine italiano para el mundo, algún día, algún día esto será historia y no frivolidad, es una mujer que ha trabajado mucho, que ha dejado huella en su paso por el cine y por la vida…esta vida que con el paso del tiempo se vuelve historia

Hermoso homenaje a hermosa mujer.

Gracias, en domingo siempre es bueno contemplar la belleza.

Un abrazo

PD Espero que la querida Aurore siga mejor.

Aurore Dupin dijo...

Indudablemente, es una mujer muy hermosa, tanto como los recorridos por tu palacio de memoria, querida.

Besos cinéfilos y bibliófilos.

CROUPIER dijo...

Mary..
gracias por este post.
lorent aaaaaii!!!!

como siempre un gusto visitar tu blog.

marichuy dijo...

Menospausas

Gracias querida, me alegra que te haya gustado. Sophia es muy especial para mí y "Los Girasoles de Rusia" debe ser unas de las películas más románticas, que haya visto en mi vida.

Tienes razón, yo también los visualizo siempre juntos. Una pareja espectacular.

En fin, un desliz cinéfilo para un día domingo.

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Aurore

Más que palacio, querida, en ocasiones mi memoria se me figura como un laberinto.

Besos ídem

marichuy dijo...

Croupier

Gracias ti, es bueno saber que a los chavos saben apreciar la verdadera belleza, más allá de la edad, la moda, el marketing y el photoshop.

Saludos

Unicornio dijo...

Qué os puedo decir?

Sophia Loren es una mata unicornios!!

(Me refiero a que su efecto es fulminante en los pobrecitos corazones de los indefensos Caballitos con Cuerno... ¿qué se puede hacer ante esa mirada, esos labios, esa...?)

Por lo mismo, me retiro antes de que me dé el "mimiqui" (clásica enfermedad súbita unicorniana).

Pero gracias de nuevo, por estas imágenes... ¡Dios!

Ahuyentadamente, se despide,
el perturbado Unicornio...

Doctor Gurma dijo...

Todo un estandarte de belleza... Maravillosa y eterna Sophia, agradecido por "ligerezas" (como le llamaste a esta intención de post) como ésta, y a la anécdota. Agradecido como siempre con tus post :)

marichuy dijo...

Unicornio

Lo entiendo a la perfección... yo no soy Unicornio y me sucede exactamente igual.

Saludos

marichuy dijo...

Doc

Un referente de belleza sin duda y además, buena actriz, eh? No vaya a pensar que sólo se trataba de hermosura.

Gracias por su comentario

sue dijo...

Qué envidia! Qué guapa! Y sin cirugía. Una mujer rotunda y hermosa.Lo de buena actriz es aún más obvio que su belleza.
Qué bonito post, aunque no he visto los girasoles de Rusia...pero me la apunto.

marichuy dijo...

Sue

Envidia, sin adjetivos ni disimulos. Tengo una tía que cree que Sofía ya se hizo cirugía, pero que lejos de criticarla, le envidia al cirujano, pues, dice, no le ha estropeado un ápice su imponente belleza.

Un saludo y gracias

Elena Pietrini S. dijo...

Hola, agradezco a San Google por tus comentarios a mi blog para así poder conocer el tuyo, que se ve muy interesante. Me daré unas vueltas de vez en cuando ;)

Yo también soy fan tanto de Artemisia Gentileschi como de Sofonisba Aguissola, y me llama mucho la atención el problema de género en el arte.Mi artista favorita es Remedios Varo.

No sé mucho de arte contemporáneo, pero últimamente he comenzado a interactuar con él y he aprendido a disfrutarlo como una experiencia estética. Ya subiré algo al respecto.

Estamos en contacto dentro el universo bloguero.

Saludos!



Elena.