septiembre 16, 2009

lunáticas

 
Comentábamos mi querida Aurore y yo, que en no pocas ocasiones nos es imposible evitar sentirnos un poco fuera de lugar; algo ajenas a este mundo neoliberal y posmoderno; a este país tan lleno de contrastes; tan surrealista y entrañable, que a veces puede llegar a ser supinamente exasperante e incomprensible. 

Habrá quien piense que una es anticuada y renegada por no saber aquilatar las bondades de la modernidad. Que se es traidora a la Patria, por no compartir la algarabía y emoción que detenta gran parte de la población en fechas patrióticas como la de hoy. Pero no; no se trata de rechazar los adelantos de la posmodernidad. Tampoco, de un sentimiento de vergüenza por ser mexicanas. En este blog, Aurore se ha encargado de llevarnos a viajar por lugares de ese otro México. Sitios tan mágicos y entrañables, como ignotos para muchos de nosotros; ubicados más allá de la tarjeta postal y en los que podemos encontrar, así sea en una pequeñísima parte, la raíz de las contradicciones que nos son características, la entraña de ese sincretismo cultural y religioso tan anidado en nuestro ser.

Así que no va por ahí. Y bien a bien no sabría decir qué es exactamente. A veces pienso (aquí hablo a nivel personal) que soy una especie de outsider; de alguna forma siempre me he sentido así en ciertos aspectos de la vida. Y no es  lamento, ni vano intento de nihilismo descafeinado. Sólo es la expresión de una sensación que me ha acompañado desde que tengo uso de razón, la cual es extensiva a mi noción de lo que es ser mexicana... noción tan desdibujada como la que tengo hoy de esta Patria en la que nací. 

¿Acaso seré lunática?



"¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Como un acróbata demente saltaré,
sobre el abismo de tu escote hasta sentir
que enloquecí tu corazón de libertad...
¡Ya vas a ver!
(...)
Y, así diciendo, El loco me convida
A andar en su ilusión super-sport,
y vamos a correr por las cornisas
¡con una golondrina en el motor!"
Nos sale a saludar la gente linda...
Y El loco, loco mío, ¡qué sé yo!,
provoca campanarios con su risa,
y al fin, me mira, y canta a media voz:
(...)
Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Trepáte a esta ternura de locos que hay en mí,
ponete esta peluca de alondras, ¡y volá!
¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!
(...)
Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Abrite los amores que vamos a intentar
la mágica locura total de revivir...
¡Vení, volá, vení! ¡Trai-lai-la-larará!
(...)
¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!
¡Loco él y loca yo!
¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!
¡Loco él y loca yo!
[fragmentos de Balada para un loco




PS Gracias por esa viñeta, querida Aurore; me hizo la mañana.

14 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Nada de ser lunátic@ somos, me parece, los que leemos este blog, junto con las autoras, una muestra que en una población heterogénea prive el espíritu crítico y las ganas de compartir cosas que nos enriquezcan y enaltezcan como seres humanos, para salir a la calle y transformar nuestro entorno, como le quieras llamar a él...

Y para eso, se agradecen las visiones tuyas y de Aurore que nos presentan mucho de lo que no conocemos de nuestro entorno o región de origen.

Besos y mi admiración para ti, adorada u admiradísima y para la maravillosa Aurore

Yo soy otro tu
Con los pies en el suelo, la cabeza en el cielo y el corazón en la mano
Es absoluto morado y azafrán místico

Aurore Dupin dijo...

Ah, queridísima:

Selene, femenina debía ser su polaridad y sus ciclos.

"Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas"

Sí, cómo olvidar a Quinto Sereno y su "mal lunar".

"La luna llena calentaba la atmósfera que rodea la tierra y conseguía derretir el cerebro provocando un ataque. También se sugirió que la temperatura del cerebro y de la luna eran igual de frías y por ello desencadenaban cefalea y epilepsia".

Ya divagué. Esa luna y sus influencias malignas, como mujer que es.

Besos totalmente lunáticos.

Unicornio dijo...

Alguna vez, en una noche sin duda inolvidable pero ya olvidada (chín, creo que subrepticia y subconscientemente, me "chuté" a papá Borges, perdón)... escuché con la "Camerata Punta del Este", en un lugar de refugio de inolvidables amigos uruguayos, esta "Balada para un Loco", del buen Piazzolla. Desde entonces me gustó. Gracias por compartirla.

Y no os preocupéis demasiado. Estamos en este mundo para aprender, crecer, desarrollarnos y dejar huella en los demás. Ser diferentes y tener el coraje para asumirlo e incluso, ostentarlo, es una OBLIGACIÓN. La Naturaleza lo llama Evolución.
Y aunque sea algo incómodo en un país como el nuestro, lleno de personajes miedosos, pusilánimes, envidiosos e indignos, es un honor,... no: Un Privilegio, compartir estos espacios con personas como Ustedes.

No pretendo "dorarles la píldora" (frase que me encanta... aunque no sepa a ciencia cierta sus alcances, jajaja!). Simplemente quiero decirle, a ustedes y a aquéllos que os siguen, comparten y disfrutan de vuestros escritos, que sin los "lunáticos", "locos", "soñadores" o "inadaptados", el Mundo sería menos valioso (y desafiante) de lo que debería ser.

Lo bueno es que, como todo el mundo sabe, los Unicornios son seres completamente normales y perfectamente adaptados a un mundo que...

¿¡cómo que somos una ilusión!? ¡A fe mía que es un infundio, Vive Dios!!

Y en lo que encuentro mi reflejo en el espejo (supongo que sigue durmiendo... ¿o no existo?), les dejo un "patriótico" abrazo, de parte de la gente buena de esta tierra.

Con afecto,
el marciano Unicornio Rojo...

marichuy dijo...

Doctor

No me diga eso, yo que me sentía ligeramente consolada en "mis rarezas"... ya les había encontrado justificación, jeje.

Creo que es la heterogeneidad lo mejor y a la vez, lo más dificil que tiene este país. Somos tantos Méxicos, que no terminamos por encontrar un camino que nos sirva a todos.

Gracias pro sus amables consideraciones

Saludos

marichuy dijo...

Mi querida Aurore

"Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas"

Ahí está el quid: en dar con la dosis precisa.

Y a veces sí, para algunos la vida es una condena; qué triste.

Besos lunáticos

marichuy dijo...

Unicornio

"sin los lunáticos, locos, soñadores o inadaptados, el Mundo sería menos valioso"

Y bastante más aburrido, diría yo.

Saludos nada cuerdos

Potter dijo...

Querida Mari

y es que acaso no lo somos todos un poco?

De todas maneras estas fiestas son más comerciales que en vez de realzar valores de cultura ciudadana ó civismo, o sinmplemente crear reflexión por la dura realidad de algunos sectores del pais...

pero que bien suena "Que viva mexico cabrones!!" no?

jejej

un abrazo

marichuy dijo...

Querido Potter

Así es: todos (o casi, para que no se sientan mal los "cuerdos") lo somos un poco.

No todo es comercialización; no debería serlo. Y creo que estas fechas sirven para algo mucho peor: como pretexto para la manipulación, por parte de los gobernantes.

Je, si suena bien... sobre todo viniendo de un colombiano.

Besos

Strika dijo...

Querida:

Pues como dijo el Doctor Gurma, somos varios los outsiders. ;)

Como comentaba hace unos minutos en otro blog: pienso que soy mexicana por circunstancia. De igual modo podría haber nacido argelina, checa, ecuatoriana o australiana. Nunca he entendido ni entenderé los nacionalismos baratos.

Eso no significa que no considere a México un gran país. Pero para eso no tengo que salir a la calle con una bandera a gritar ¿Viva México'.

Besos vexilofóbicos,
Strika

marichuy dijo...

Querida Strika

Pues a ese paso, al rato los outsideres podremos llegar a ser mayoría...

Cada día aprendo una nueva palabra contigo ¿vexilofóbicos?

Besos ignorantes

Strika dijo...

Ja, ja. Esa palabra la inventé yo. ;) He aquí su historia:

http://tripodologia-felina.blogspot.com/2008/08/fobias-irreverentes.html

Besos neologistas

Menospausas dijo...

Marichuy creo que lo que podía decir lo dijo el entrañable Caballito de un Cuerno.

Lamentablemente creo que les ha tocado vivir muchas cosas en este México nuestro de todos los días en el que no se puede ser muy optimista, es verdad los viajes de Aurore dan otra perspectiva de lo nos presentan los anuncios de televisión en cuanto lo que es México.

Yo no puedo renegar de un país en el que he vivido, no puedo cambiar de nacionalidad y dejar todas mis raíces que hacen de mí la mujer que soy y que me gusta, con una historia de México un poco confusa y maltratada.

Si quiero este país, porqué es el que tengo, con sus cerros, sus colores y sus sabores, con las personas amables que aún me encuentro en la calle, esos que sin conocer te dicen con una gran sonrisa buenos días.

No son lunáticas solo han crecido en una generación de pocas expectativas, eso es lo triste, lo realmente penoso, lo importante es que aún hoy sin querer hacer algarabías por este país y esta historia mal contada, aún así quieren hablar de este México, este país de pintores, pintoras, escritores, fotógrafas y unas cuantas amigas locas que no serían así sino fueran mexicanas.

¿Me sientes tan ajena a ti?

Un abrazo

marichuy dijo...

Querida Strika

Gracias; ya Aurore, que es como el hurgador de libros (a lo Julito Cortázar), me había hecho favor de pasar el dato.

Besos semi-ilustrados

marichuy dijo...

Querida Menospausas

De ninguna manera es que no queramos a nuestro país, ni que pensemos que no es un gran país (pese a todo), creo que eso lo dejé claro. El trauma va por otro lado. Es (y aquí hablo a nivel personal), no terminar de "hallarte"; no sé si me explico. De ahí mi expresión de sentirme un poco outsider.

Desde esa perspectiva (nivel personal), te digo que para mí, los conceptos de "ser mexicano", de Patria, "patriotismo" y hasta "sentido de pertenencia a", los percibo algo desdibujados. Y lo peor es que –como diría mi querida Aurore- yo no soy Octavio Paz, por lo que no puedo darte una explicación antropológica ni sociológica.

Un abrazo cercano.