agosto 09, 2009

recuerdos imposibles

anne-julie aubry


mi memoria empieza ser como yo: infiel [René Avilés Fabila]



Cuando leí por primera vez esta frase mi pensamiento inmediato fue que esto debía resultar muy cómodo, sobre todo cuando lo que se olvida es lo que no nos conviene recordar. Y sucede que releyendo ciertos pasajes de Tokio Blues, me reencuentro con Watanabe -el narrador- doliéndose de ya no poder recordar con exactitud el rostro de Naoko. Ella que le importó tanto en su pasado, ¿cómo puede ser, si apenas han transcurrido veinte años desde entonces? Puede rememorar sus largas caminatas por la ciudad, aquellos domingos en que ambos intentaban sobrellevar la soledad y aliviar sus mutuas carencias emocionales caminado sin rumbo fijo. Watanabe se pregunta cómo es posible que antes bastase pensar en el nombre de Naoko, para evocar con precisión cada detalle de ella: desde el perfecto óvalo de su rostro, la tersura y limpidez de su blanca piel, pasando por el brillo de su pelo color azabache. En cinco segundos él podía tenerla perfectamente delineada en su mente, casi como si la tuviera enfrente. Y ahora no puede. La memoria es extraña y manipuladora, se dice Watanabe -y nos dice Haruki Murakami-, porque si bien no puede dibujar tan fácilmente el rostro de Naoko y ni siquiera reconstruir cómo fue aquella noche en que terminaron haciendo el amor, asombrosamente puede ver en su mente algunas de las visiones que Naoko solía tener y que él nunca pudo ni siquiera imaginar, pese a la profusa descripción que ella le hacía. Ahora recuerda con claridad un paseo nocturno por el bosque, vuelve a su mente el sonido cálido de la voz de Naoko describiéndole el pozo que -según la chica- se abría ante ellos en medio de ese paraje arbolado. Veinte años atrás cuando Naoko aseguraba estarlo viendo, Watanabe sólo podía sentir pesar por ella pues semejantes alucinaciones revelaban un profundo trastorno mental. Y sin embargo, hoy que Naoko se ha ido para siempre, cuando su patria y su vida de entonces le parecen de tan lejanas, casi inexistentes, Watanabe puede ver con precisión aquel pozo y hasta sentir un frío estremecedor recorriéndole el cuerpo... tan sólo de imaginarse de pie al borde de ese profundo y oscuro pozo.



¿Por qué ahora sí puede y en aquel entonces no? Y nosotros los lectores podríamos aventurar que, tal vez, él también esté empezando a ser víctima de los mismos trastornos de Naoko. O que quizá sea víctima de una mala jugada por su mente, con el objetivo oculto de reivindicar la memoria de Naoko. Quienes leemos la historia sabemos que Watanabe no padece ningún trastorno, así que sólo nos queda elucubrar que si veinte años después de aquella noche él es capaz de tener la visión que le fue negada entonces, es porque se encuentra a miles de km de su país, a años luz del tiempo en que amaba y sufría por Naoko, distante de aquel dolor que hoy le parece inconcebible, como inconcebible le resulta creer que el hombre que es hoy sea el mismo chico que a los veinte años sentía culpabilidad por amar a la novia de su mejor amigo muerto. Ya no sufre, quizá por ello es que puede recordar... hasta aquello que nunca existió.


"físicamente habitamos un espacio, pero, sentimentalmente, somos habitados por una memoria. Memoria de un espacio y de un tiempo, memoria en cuyo interior vivimos, como una isla entre dos mares: a uno le llamamos pasado, a otro le llamamos futuro" [José Saramago]



***

35 comentarios:

QUANTUM dijo...

En una fiesta de Bob-sponja, me encontré con una notita que decía:

"Encontrar la naturaleza filosófica de la ironía"

QUANTUM dijo...

Amélie:

Con una caja de colores, unos chocolates en mano y una ramo de flores, me presento ante tí para decirte:

¡¿Te gustaría ser mi novia?!

¡¡Regálame la ilusión y al contestarme...haz que me me lo crea.

marichuy dijo...

Quantum

A tu primer comentario, me encantó la cita de Bob Esponja, creo que el escritor René Avilés Fabila la encarna bien en esa afirmación. La ironía suele ser todo un arte y si, aunque no lo parecería a simple vista, hasta filosófica.

Saludos

marichuy dijo...

Queantum

Tu segundo comentario, la importancia de tu propuesta, amerita respuesta por aparte:

Me has arrancado una gran sonrisa, me encanta tu forma de pedirlo. Ya nadie regala flores, menos lleva chocolates y una caja de colores para crear fantasías.

Creo que bajo esa premisa, podemos intentarlo... aunque antes tendríamos que dar una vueltas en moto por Montmartre ¿no crees?

Saludos

QUANTUM dijo...

Amélie

Lo sabía, sabía que el corazón no exageraba en tanta palpitación.

¡¡ ERES UNA CHIKA GENIAL !!

Este post lo guardaré como algo dulce.

Me encanta tu propuesta y me contagias de adrenalina.

Este inicio ha sido bello.
¡¿sabes?!, he leído horas enteras tus letras y he quedado con deseos de charlar. Te gusta escribir y a mí me gusta escuchar.

Por el momento, se despide, el que ronrrorea por tí: QUANTUM felino.


P.D.
Al infinito y más allá.

marichuy dijo...

Quantum

"el que ronronea por ti"

Uy qué bonito se escucha eso.

Un saludo gatuno pues

MauVenom dijo...

Eh ... ah... puedo interrumpir?

- - -

yo viviría mejor sin memoria Marichuy y no es que lo recuerde todo, es que lo que recuerdo me parece siempre demasiado importante para lo que he de hacer

yo también olvido las caras, eso te lo confiezo... pero tampoco me deshago de los paseos y las palabras... ese es un problema

sin embargo llega el momento en el que el dolor (regularmente) se va... ¿será cosa que podemos hacer los hombres?.

Besos

malbicho dijo...

cuando sufría por un desamor que me dejó sin ningún apego a la vida, mi hermana me dijo con cierta impotencia: "todo lo malo pasa... pero lo bueno también", en ese momento no podía agradecerle su sabiduría, ni siquiera podía entender su indolencia -ahora incluso sé que no era tal-, yo sentía que ese dolor era insuperable, insoportable e injustificable... hoy ya no me acuerdo exáctamente porque sufría

también hoy ya sé que mi hermana tenía razón, y que afortunadamente no sólo lo bueno pasa, sino lo malo también

(pero todo esto que me he esforzado en decir... dalí lo pintó mejor)

marichuy dijo...

Mau... no te burles de los admiradores gatunos de Amélie.

Leyendo tu comentario, recordé algo que escribió el Anarksita en tu blog, más o menos así: "deberíamos ser de plástico para no sufrir"

No sé si valga la pena recordar tanto para lo que al final de cuentas terminaremos siendo y haciendo; sólo sé que en ocasiones bendigo mi buena memoria, pero en otras… la deploro.

El dolor se va con el tiempo, pero los recuerdos, al menos en mi caso, permanecen.

Besos

marichuy dijo...

Malbi

De que todo pasa, bueno y malo, es innegable. El problema es que mientras dura -lo malo- no resulta fácil soportarlo y el tiempo parece eternizarse.

Saludos

Vitrolero dijo...

Sé que hay pocas o muchas cosas que me detengo a leer, algunas me enganchan desde los primeros párrafos..

"mi memoria empieza ser como yo: infiel"

Sí.
Me agradan tus post espero nos visiemos.

Vitro.

milyunamascaras dijo...

Recién hablaba con Menospausas sobre los recuerdos y salió a la conversación Elena Garro con esta frase:
"Yo sólo soy memoria y la memoria que de mí se tenga..."

Doctor Gurma dijo...

Con el diálogo a partir de este post recuerdo haber visto ya incluso una boda de blogs: "El falangista aburrido" y la arrebatada CIN y su blog "Anéctodas". Par de locos bloggers entusiastas que a su vez, me remontan a recordar que una vez (y no hace mucho) le declaré mi amor y le pedí fuera mi pareja a una delicada y hermosa chica intelectual, a laluz de la luna llena arrodillado y con rosa en mano. ¡Qué bonita es la cursilería cuando llega a tiempo!
¿Que? ¿El post? Si. Mi memoria es tan buena que he aprendido a aprender de mis vivencias desafortunadas para que no me duelan y para que no las recuerde con tristeza. Las vivencias lindas no dejaré de recordarlas y me encanta compartirlas, a razón de declaraciones como la que leí hoy. El hombre sería mejor, aprendiendo, nunca olivdando y compartiendo siempre todo lo bueno que recuerda
Saludos!

Ana dijo...

Hola Marichuy!
mi memoria infiel, esa se empeña en recordar y guardar la imagen de un amor lejano...
te soy sincera el corazon no quiere olvidar... y allá en el fondo mi memoria tampoco...
nunca olvidare como me hundi en aquellos ojos y me deje llevar por el suave murmullo de una voz...
la frase de Saramago... sentimentalmente somos habitados por una memoria... que razón tiene...
un abrazo
=D
p.d. en que libro está? y Marichuy... upss! esta genial el comienzo de los comentarios en esta entrada... que pasara o paso despues?

marichuy dijo...

Vitrolero

René Aviles Fabila suele emplear frases así.

Gracias por tu visita
Saludos

marichuy dijo...

Milyunmascaras

Uy y te imaginas los recuerdos que guardaba la memoria de esa gran Mujer?

Eso somos pues, recuerdos y porvenir... bueno, esto último no siempre.

Saludos

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Jajá, peor me gusto: "¡Qué bonita es la cursilería cuando llega a tiempo!"

Creo que no todos hacemos eso, no todos hemos "aprendido a aprender" de nuestras vivencias... ni malas ni buenas.

Saludos

marichuy dijo...

Ana

Así es de traicionera la memoria, que nos lleva a recordar lo qeu no quisiéramos.

El primer libro -el de René Avilés Fabila- se llama "Todo el amor", una compilación de sus pequeñas historias de amor.

Saludos

PS ya no se burlen de mis historias paralelas, jeje

lastresyuncuarto dijo...

¿Por qué te afanas en castigarte tanto? Se que pasas por un muy mal momento, perdón por no ayudarte a darte de latigazos, esta vez no, perdón, pero he leído los comentarios, todos de alguna manera tratan de animarte, y tu contestas que no, que no se puede, niegas cualquier recurso que te ayude a salir del pozo, esta bien sufrir un rato, esta bien sentir el desamor, pero bien vale la pena pensar en lo vivido, en lo pasado y ver que en su momento dolió tanto que pensabas que esto jamás lo volverías a sentir o jamás lo volverías a permitir.

Me gusta que expreses tus sentimientos, pero la autoflagelación no me gusta, mucho menos de ti, y cada respuesta tuya es un “merecido castigo” por sentir.

Puedes pasar años aferrada a ese sentimiento, puedes negar que saldrás de esto que hoy sientes, ¿Cuándo esperas empezar a vivir sin castigarte por sentir? ¿Cuándo esperas realmente escuchar que esto pasa, que no se queda ahí para siempre?

Te mando un latigazo mayor, para ayudarte el día de hoy a la flagelación.

Claro junto con un abrazo

Dilbertina.

Kyuuketsuki dijo...

Marichuy, estas coincidencias empiezan a darme miedo. El poema final de Saramago lo utilicé alguna vez, hace unos meses, como una especie de resignación a un hecho: que yo sabía que nunca podría olvidar los momentos que pasé con alguien. Con La Maga.

Por otra parte, estoy leyendo a Haruki Murakami. En estos momentos estoy por terminar "al sur de la frontera, al oeste del sul", para comenzar con "Tokyo blues". Te digo que me da un poco de extrañeza, jeje. Se me antojó conversar contigo :D

QUANTUM dijo...

¡Hola!

Ahora me dirijo a ti, Marichuy, una de las anfitrionas de este blog.

Procuro ser crítico en mis comentarios; así como cuido ser, previamente,autocrítico. Tu ortografía es muy buena y no pienso quedarme atrás, también llegaré a ese punto en donde estás. Mientras tanto, la expresión de tu ortografía alienta a corregir la mía.

Y con el objetivo de desvancer la niebla que suele surgir en la comunicación(deseando, también, saber tu forma de concebir), hago las siguientes interrogantes:

-¿Qué es debatir?, ¿Qué significa debatir?, ¿Cuál es la esencia de debatir?.

-¿Qué es una pelea verbal?, en este hilo ¿Por qué, los que discuten, tienden a una "lucha de poderes"?.

-¿Qué es una charla?, ¿Quién gana en una charla?.

De antemano, agradesco el tiempo invertido en las respuestas hacia mis interrogantes.

marichuy dijo...

Mi querida Dilbertina

Creo que ahora si no me supe explicar. De ninguna manera me estoy autoflagelando.

Este texto no necesariamente responde a mis recuerdos y ausencias personales. Aunque siempre hay algo de uno –o mucho- en sus escritos, en esta ocasión se trata únicamente de una reflexión provocada por la relectura de "Tokyo Blues".

Abrazos sin azotes

marichuy dijo...

Kyuuketsuky

Tu mención a La Maga, me hizo recordar un comentario tuyo en un post anterior, sobre Horacio Oliveira ¿te acuerdas?

Pues yo necesito leer ese libro de Murakami que mencionas, junto con "Kafka a la orilla"

Y sobre las coincidencias, vengo de leer un comentario que me dejaron en el post de "happy together", a grandes rasgos dice así:

"lo iba leyendo como mesmerizado... sorprendido. el final fue demasiado exacto

[...]

tú y yo tenemos tantas conversaciones truncas."

Así que...

marichuy dijo...

Quantum

Debo empezar por decirte que no soy la más indicada para dar definiciones (ni tampoco es algo que me fascine), puesto que requieren una erudición que disto mucho de tener. Por esta vez… y sólo por esta vez, aquí van algunos conceptos

Según wiki,
Debatir es:
"Una técnica de comunicación oral donde se expone un tema y una problemática. Hay integrantes, un moderador, un secretario y un público que participa. No se aportan soluciones solo se exponen argumentos"

(Mi opinión: sólo tiene razón de ser cuando es en vivo; los debates virtuales pierden gracia pues dejan de lado la espontaneidad, algo fundamental en un debate. Y además, el tema debe ser del suficiente interés general, como para ameritar tal discusión).


Pelea verbal.
Según yo: es una contienda que en lugar de dirimirse con armas, lo hace mediante palabras. Lo ideal sería hacerlo con argumentos; pero como lejos de querer dialogar se trata de imponer una opinión sobre la otra, casi siempre deviene en una alegato soez, carente de razonamientos; un mero vehículo para el lucimiento del que cree tener la razón o quien resulte ser más hábil en la expresión oral.
Las peleas verbales, me parece, nunca llevan a ningún lado.


Charla.
Según yo: es un diálogo entre más o dos personas, en el cual se intercambias ideas y argumentos, donde nadie trata de imponer su opinión. Hay argumentación, intercambio de ideas y hasta enriquecimiento. No necesariamente tiene que ser cara a cara y puede involucrar a más de una persona. O eso es lo que yo creo y de los tres estilo aquí comentados, la charla es mi favorita.

Saludos

Ana dijo...

marichuy... viste un regalito pequeño que te deje al lado derecho de mi blog...
:(

y si, el post al que entraste era el mio...
lo publicare en mi blog en unos días más...
quiero tener a Malbicho unos dias más por mi empedernido rincón

jota pe dijo...

-- bueno, no tengo nada interesante que decir, todos los comentarios rebasan mi ya de por si mermada memoria, pero que bueno esta el chisme aqui, mejor sigo leyendo! besos marichuy!

QUANTUM dijo...

"LUCES Y SOMBRAS"


Permíteme actuar con sinceridad, mas nunca con adulación. Hubo un tiempo en el que los filósofos eran odiados por cuestionar al mundo. Al hacer cuestionamientos, no quiere decir que, necesariamente, esté en tu contra. La misma y dulce Amélie ES DETALLISTA.

Marichuy a dit: ...Por esta vez… y sólo por esta vez

Esta vez, no hago peticiones de conceptos; como ves, son meras preguntas.

¿Por qué decides hacer un blog? (Ya sé que puedes, pero ¿qué es lo que te lleva a hacerlo?)

-¿Cuánto tiempo querrás "tener" tu blog?(Descartando las respuestas: -¡No sé!-, -¡Hasta donde llegue!-, -¡lo que dure!-).

-¿Algo en común, que explique, por qué la gente hace blogs?[¡¡¡¿porque la expresión del "yo", es una necesidad dominante en el carácter humano?!!!(pero en este caso¡¿Cómo no confundirlo con un egotismo expresado?!]

-¿Dá lo mismo hacerlos, que no hacerlos?

-¿Dá lo mismo leerte a que no sea así?

En el siguiente párrafo de tu anterior post(titulado: "Comunicación-incomunicada") mencionas lo siguiente:
...Y qué decir de la proliferación de websites. Desde los casi arcaicos blogs [uno de los primeros albergues en donde encontraron refugio -y compañía- los solitarios de la era global; lugares donde se dan cita las soledades acompañadas]..., tú, Marichuy ¡¿TE INCLUYES O TE EXCLUYES?!.

...
...
...
¡¿Por qué me surgen estas preguntas?!, porque ya mencionaste: "...que te niegas a vivir en un mundo ordinario, como una persona ordinaria..."GRACIAS A TI CONOCÍ A NUREYEV Y AMÉLIE".

E INMEDIATAMENTE CONSULTÉ A WIKIPEDIA: Jametovich Nureyev (17 de marzo de 1938 - 6 de enero de 1993). Bailarín clásico nacido en Rusia, nombrado por muchos críticos como el mejor bailarín del siglo XX, y posiblemente el mejor que jamás ha existido.
Bailarines había muchos ordinarios, pero él era único. En tus propias palabras, Marichuy, cuando lo narras:... Me llamaban el tártaro y fui un gran bailarín; pero de todos los pas de deux que di, de todas las grandes coreografías que cree y recree, ningún paso fue tan espectacular, como aquel grand jeté. En lo personal quedé extasiado cuando hablaste de él en tus blogs.

AMÉLIE POULAIN: EL avatar que usas en tu perfil, se me hacía conocido, no recordaba en dónde había visto esa carita y me dí cuenta que coincidía con la primer pélicula dentro de tus gustos. El largometraje nunca lo había visto y al hacerlo, no amé a la actriz que interpreta el personaje(Audrey Tautou), sino a la esencia misma del personaje.

Se despide así, con el debido respeto; con amor, admiración y deseo.

QUANTUM.

QUANTUM dijo...

Amélie

Mi dulce Amélie.

Hay quines sólo puden ver codrilos y elefantes, no obstante, tú y yo podemos crear alegres "coco-fantes". Dichoso sería, en verdad, caminar por el mismo jardín y sentir tu suave manita en la mía; hablar en un lenguaje desenfadado y compartir nuestros karamelos babeados.

Mi amada Amélie...aunque fueras calva, te amaría.

marichuy dijo...

Ana

Si no me dices ni cuenta me doy.

Ay Ana, hasta hiciste que me ruborizara. Qué linda, en verdad un detallazo de tu parte. Te lo agradezco infinitamente.

Un abrazo

marichuy dijo...

Jota-pechocho

Como buen voyeur, te gusta mirar las intimidades de otros, jajá.

Besitos

marichuy dijo...

Quantum

Espero que esto sirva como una respuesta general a tus preguntas (no abuses de mí, jeje)

No puedo hablar por los demás, pero yo empecé a bloguear el día que decidí ser algo más que un mero voyeur. Y por supuesto que creo que los blogs son los sitios donde se encuentra la soledad acompañada, en mayor o menor medida, pero así es (y esto desde luego me incluye)

Supongo que esto durará hasta que me canse o sienta que ya no tengo nada qué decir.

En general me gustan todos los comentarios que recibo (agradezco la molestia que se toman en leerme). Los únicos que me hacen poca gracia, son las insidias disfrazadas de “sesudas críticas” y sobre todo cuando son vertidas por "anónimos". Pocas cosas son más indignas que un insidioso que se esconde tras el anonimato… no solo es mendaz sino cobarde. Pero soy de la idea de no entrar en polémicas por las críticas negativas y menos cuando quien las hace se esconde tras el "anonimato". A lo sumo y sólo si su mala leche me causa cierta gracia, responderé con un leve sarcasmo, pero no más.

Como soy la última con capacidad para hacer "critica" literaria o poética, no acostumbro hacerla cuando acudo a otros blogs. Yo me limito a expresar, en mis comentarios, lo que gusta, me provoca, me hace sentirme identificada, me transporta a ciertas situaciones personales o hasta me “toca” el corazón. Pero nunca podría decir otra cosa.

No soy, ni me pretendo, escritora; únicamente me desahogo en las letras, tratando de encontrar un poco de alivio a mis infiernos interiores. Creo que en el fondo lo hago por un motivo esencialmente egoísta: escribo principalmente para sacar las cosas que traigo dentro.

Al inicio de "Escribidores y literaturos" (el otro blog donde leíste mi post del exilio), ante su preocupación por los comentarios venenosos de algunos trolls, le repetía yo al organizador un viejo refrán mexicano:

"El que no quiera ver visiones, que no salga de noche".

Es decir, al abrir un blog uno está expuesto al ojo de los demás; pero eso no obsta a que también pueda hacer uso de esa otra sabiduría popular: “a palabras necias oídos sordos”.

Saludos

marichuy dijo...

Quantum

No soy calva, pero siempre ando algo despeinada. jeje

Aurore Dupin dijo...

Queridísima:

Ah, los recovecos de Mnemósine... invariablemente me remontan a Proust.

Besos de magdalena y té.

marichuy dijo...

Queridísima

Y de ella, Mnemósine, justamente estaba escribiendo algo. Qué conexión eh!!

Besos desvelados

Lata dijo...

Qué bonita reflexión. Casi me haces chillar. Y sí, me gustó más tu Tokio Blues que el que yo leí.