abril 17, 2009

volver a soñar

Tengo que escribir un texto cuyo hilo conductor sean los sueños, ya que ese será el tema del mes de junio en la revista virtual en la cual me han invitado a colaborar. Nada que no me guste; todo lo contrario, el tema me parece fascinante. El problema es que la encomienda me llega justo en momentos en que mi capacidad para soñar parece haberme abandonado, o por lo menos andar en un viaje largo, muy lejos de mí, tanto que ya ni por las noches he logrado reencontrarme con ella.

Me gustaría ser como ese personaje de Gabriel García Márquez, de su cuento "Me alquilo para soñar" (incluido en Doce Cuentos Peregrinos), Frau Frida.

Frau era una mujer cuya inusual capacidad para soñar y adivinar, es decir que soñaba lo que sucedería, la había llevado a hacer de ésta un oficio, su forma de vida. Aunque a la larga, esto no siempre fuera tan grato como pudiera pensarse, ya que en ocasiones Frau soñaba cosas que hubiera sido preferible no saber…

Pero no, yo no aspiro a tanto; yo solo quiero y necesito volver a soñar; no importa que mis sueños no sucedan… por ahora...


10 comentarios:

Potter dijo...

MariChuy:
Querida, como será cuando estas inspirada!
Frau era temeraria y algo exagerada, pero la gracia a quien real mente ha tocado es a vos, mi querida Marichuy, a vos!

Un abrazo
A la espera de que el temporal traiga con él, una desbordante capacidad soñadora...

Un honor, que a su merced le gusté algo de los literatos de mi País.

marichuy dijo...

Querido Potter

Me gusta lo temerario; creo que de vez en vez... viene bien un poco de emoción extrema.

De los 12 Cuentos, me gustaron es especial este de la Frau, uno que se llama algo así como "El rastro de tu sangre en la nieve" y otro sobre una chica mexicana que debido a un contratiempo llega a un sitio extraño a hacer una llamada telefónica y acaba siendo encerrada ahí -que era una especie de manicomio. "Solo vine a hablar por teléfono", creo que se llama.

Y para su conocimiento mi estimado; de su país me gusta algo más que sus escritores. Y no; no me refiero ni a las esmeraldas, ni al café -aunque éste si me encanta-, sino a vos.

Un abrazo y gracias

jota pe dijo...

-- querida marichuy, vamos, no seas modesta, soniar te puede resultar problematico, escribir lo dudo, pero si quieres una recomendacion haz como me decia un amigo: "no ceno porque tengo pesadillas, pero si ceno suenio quesadillas", un abrazote y suerte en tu nueva aventura, porfa mandame el link para leerte!

marichuy dijo...

Jota-pe

Querido, eso de cenar acarrea todo tipo de pesadillas y hasta remordimientos de conciencia, je.

Gracia, por tus buenos deseo y por tus conceptos y mientras escribía este post, me llegó menesaje d emi editora, recordándome que debo enviar mi artículo)

Abrazos

PS te mando a tu correo el link de los dos que me han publicado

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, espero que hayas podido soñar, y terminar tu artículo de Junio??? ¿No sale en Mayo?

Y perdón pero seguro tienes la capacidad para escribir sobre los sueños, esos sueños que alguna vez has tenido.

No mientas ya son tres relatos que te han publicado, el útimo, lo sabes me ha gustado mucho. Así que a soñar sin cenar o cenando, seguramente mi amiga necesita soñar despierta, no necesitas ser Frau y soñar y adivinar dormida, tu sueñas a pesar de ser altamente sospechosista y catastrofista.

Sueña en las mujeres que admiras, ellas siempre te han regalado sueños preciosos.

Saludos y suerte soñadora

Dilbertina

Abraxas dijo...

Otra vez me hiciste acordarme de mi antiguo blog, donde escribí uno que otro sueño febril (¡pero no húmedo eh!) que tuve alguna noche delirante. La verdad fueron de mis mejores posts, lástima que se hayan ido al cajón de la perdición.

marichuy dijo...

Abraxas

Ahora que lo mencionas ¿por qué mandaste tu blog al averno? Tan buenas fotos que haces; a mí me tocó conocerlo cuando ya casi no escribías, solo subías fotos

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

El artículo de mayo ya lo envíe; fue tema libre. El problema es que para junio, tengo que adaptarme a la temática de la revista, que será “los sueños”.

Y ya me arrepentí, mi editora me dijo que si no quería que mi texto pensado arpa mayo lo dejara para junio, pues ahí toco ligeramente el tema de los sueños y yo no quise, porque tenía que hacer de un día parar otro, un articulo nuevo para mayo.

En fin, a ver si este fin de semana se me ocurre algo. Bueno, nada de “a ver”… se me tiene que ocurrir.

Un abrazo y gracias por tus buenos deseos

Ojaral dijo...

A mí los sueños me suelen fallar. Rara vez me los acuerdo. Pero cuando logran sobrevivir al despertar son una explosión de colores y peripecias que meten miedo. Ojalá vuelva a tenerlos, Marichuy. Así puede escribir ese texto.
Saludos!

marichuy dijo...

Ojaral

Yo antes soñaba muchísimo -dormida, me refiero- y casi como dentro de una película; algo muy rico. Peor ahora, sueño poco y aunque los pueda recordar, mis sueños ya no son tan intersantes como antes, menos en tecnicolor.

Gracias y saludos