abril 17, 2009

la belleza en estado puro

No presumiré que de bebé mi madre me arrullaba con O mio bambino caro; de ninguna una manera fue así. El primer contacto que tuve con la llamada música culta, fue una ida a la ópera... a los diez años; visita obligada cuando cursaba yo en el quinto grado de la escuela primaria. La obra fue La Traviata de Giuseppe Verdi y el recinto, el hermoso Palacio de Bellas Artes. Me dio igual, por supuesto que la odié, me pareció un verdadero y eterno suplicio.

Actualmente, pese a que sigo sin ostentar altos conocimientos y cercanía con este tipo de música, he dejado de odiarla y de sentirla como un aburrido suplicio. Hoy día, no solo la disfruto, sino que ha habido ocasiones, en que alguna interpretación ha conseguido conmoverme y erizarme la piel con mucha más fuerza y turbación de la que solían provocarme mis (ex) roqueros favoritos [U2, antes de la megalomanía de Bono, cuando en lugar de andarse tomando fotos con políticos nefastos, hacían música... gran música]

Bueno y todo este rollo, para presentar el video de un joven contra-tenor y soprano llamado Philippe Jaroussky, quien interpreta a Vivaldi... en forma celestial. Por su voz, la sensibilidad que pone en su interpretación y por la emoción que logra transmitir, alguien se refirió a él así:


“[Pilippe Jaroussky] no es Farinelli, ni tampoco un castrato; es la belleza en estado puro”







16 comentarios:

Potter dijo...

Gracias Preciosa.
Tu gusto es plenamente exquisito.
Una Dama
Un sueño
Una sonrisa...
Jaroussky es la belleza del estado puro de la opera, y vos lo sos entre los bloggers!
He de disfrutar al Sr. P.J y dejarme llevar por su candida voz.

Un abrazo

marichuy dijo...

Bambino Caro

Tu tan lindo... y desvelado ¿que hora es allá?

Eso me encanta de los colombianos, que no escatiman amabilidades y formas en su trato con otras personas [hoy en la mañana estuve en una reunión presidida por el jefe regional para México del Banco Interamericano de Desarrollo; un paisano tuyo encantador y dispuesto a escuchar la opinión de los otros participantes, cosa que no ocurre habitualmente con este tipo de funcionarios bancarios]

Bueno, pero ya desvié. Qué bueno que te gustó este muchacho; en verdad que su voz y sensibilidad me maravillan.

Un abrazo y gracias

Abraxas dijo...

Vas a decir que qué mamón soy, pero a mi me pasó al contrario de ti, conocí la "música popular" como a eso de los 15 años... Supongo que por eso quedé "así", eso de crecer con cantatas, fugas y cadenzas puede dejarlo a uno bien dañado de la maceta.

(Mi ex-blog no se fue al Averno, ojalá así hubiera sido, pero me dijeron que se fué al cielo y se lo apañó una "angelita" bien buenona. A lo mejor un día de estos desentierro algunos de esos posts arcaicos, si es que hay el quorum suficiente y todos se portan bien)

marichuy dijo...

Querido Abraxas

No diré que eras mamón, para nada. No creas que conocí "la música popular", muy chiquita, bueno salvo CriCrí. Me arrullaron con una canción típica, algo así como la nona se llama y que creo ni mexicana es.

Digo, seguro escuché algo de Mozart; pero que yo fuera a un concierto de este tipo de música, no... hasta que me llevaron a la Ópera.

Si la url de tu blog se la llevó una chica de Sinaloa, muy guapa en efecto. Y ya nos avisaras, si nos haces el honor de volver a este mundo.

Abraxas dijo...

¿Es que no le has dado click a mi perfil? Jajaja

Ojaral dijo...

Canta lindo, sí. Pero no me gustan mucho los superlativos. La opinión de ese crítico parece más el suspiro de un enamorado que una apreciación sobre una destreza artística.
Saludos, Marichuy!

lastresyuncuarto dijo...

Querida Marichuy, primero felicidades por el regalo que te a hecho “tu colombiano preferido”, entre al blog y fue lo primero que me llamo la atención.

No puedo opinar mucho sobre el cantante, mi oído musical no llega osar calificar a un cantante de opera.

Pero si te puedo contar que tuve una mamá un poco especial, de niñas, nos ponía música por las mañana, bien podía ser Cri-Cri, The Beatles, Raphael, Rocío Durcal o algún grupo de moda, y La Traviata de Verdi, dependiendo, supongo, de su estado de animo, eso hizo que nos gustará mucho todo tipo de música, y claro pudimos ver en alguna ocasión la Traviata en el hermoso teatro Juárez, hace años creo que teníamos mas cultura que ahora, bueno ella nos hizo amar todo tipo de música, yo prefiero en opera, ahora, el Nabucco de Verdi, tal vez por la intensidad de la música, por tratarse de la injusticia social, no lo sé.

Nunca nos cantaron nanas para dormir, nos leían cuentos de hadas, de príncipes y princesas, y la persona que nos leía los cuentos parecía ir cantándolos, y por la mañana esperar la música que nos ponía mi mamá, hoy a estas horas en pleno silencio en mi hogar, aún puedo sentir la emoción de escuchar La Traviata en un disco de vinilo. Gracias Marichuy por hacer un sábado especial, recordando a Verdi.

Gracias por esta semana y tus posts.

Feliz fin de semana a ti y a todos los que visitan tu espacio.

Dilbertina

marichuy dijo...

Diablo

Jaja, no pensé que seguías igual... de incógnito.

marichuy dijo...

Ojaral

Jaja, ha acertado usted y eso que no leyó todo el largo y sentido comentario, donde aludía la ternura del rostro del Philippe. Seguro el crítico está medio enamorado de este chico, je... y como yo soy igual de cursi, pues me gustó.

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

Bueno pus tuviste suerte con tu mamá; mucha suerte; con la música y con los cuentos casi cantados. A mi me gusta escuchar ópera; aunque sea propicia al sufrimiento. Ah, porque cómo se sufre. Escuchar a la Callas te hace llorar, quieras o no.

A poco no está linda mi foto? jaja. Dice este chico que es un "Carolina Herrera", o sea mi mona se viste mejor que yo. Ni hablar.

Un abrazo y gracias

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, los cuentos nos los leía la secretaria de mi papá, que casi era como la hermana mayor de nosotras, aún hoy es como hermana, ella tenia 15 años cuando entró a trabajar con mi papá, y además tenía la paciencia de contarnos cuentos, ella le agradeció siempre a mi jefa el enseñarle el mundo de lo libros.

La suerte de tener una mamá así a veces te vuelve un poco loca, no creas que todo fue perfecto.

Muy Carolina Herrera, creo que así te ves muy bien, aun en la imaginación de tu amigo colombiano. Claro que yo te hubiera buscado algo menos formal amiga.

Y si escuchar a la Callas es para llorar y querer cortarse las venas con galletas María.

Saludos, Dilbertina

marichuy dijo...

Dilbertina

Indudablemente que hay que tener paciencia con las niñas y niños; más cuando se tienen 15 años. ¡!Es chica era un santa¡!

La vida de María Callas es para llorar, querida; toda su vida... pinche Onásis.

Y mi vestido es de tanta gala, porque me llevará a una entrega de premios muy políticamente incorrectos, pero súper elegantes, jaja.

Abrazos

Luis Alvaz dijo...

No, claro que no puede ser castrato, porque para eso tuvo que haber nacido hace más de 100 años, como Alessandro Moreschi, el último castrato del Vaticano, que nació en 1858, y del cual afortunadamente se conservan algunas grabaciones (de muy mala fidelidad, eso sí).
De hecho, los registros aseguran que la voz de un Castrato era insuperable, aunque es difícil determinarlo.
En la actualidad las obras hechas para castratos son cantadas por sopranos, por contratenores y sopranistas, pero todo parece indicar que la potencia vocal de un castrato era mayor, así como su registro natural, ya que no tenían que realizar falsete para alcanzar incluso tesituras más agudas que una soprano, y tenía mucha mayor potencia que cualquier otro cantante de características similares, con el entrenamiento adecuado.
Aunque claro, en la actualidad sería bastante contradictorio el permitir que hubiera castrados; sin embargo, el mito que dejaron continúa maravillándonos.
Sin embargo, tengo que reconocer que Philippe Jaroussky es uno de los mejores contratenores que yo haya escuchado. No sé si su voz sea pura, para eso habría que definir la pureza, lo cual me parece excesivamente complicado.
Lo importante es que disfruto mucho su interpretación y sé que disfrutaré mucho más cuando adquiera ese disco.
Saludos

Exenio dijo...

ahh... justo lo que hacía falta a esta calurosa tarde de sábado, letras, recuerdos y otras cosas... gracias...

:-D

marichuy dijo...

Luis

Lo extraño en Philippe es que se descubrieron sus cualidades vocales ya bastante grandecito -18 años-, pues el estudiaba violín y piano.

Tiene un disco homenaje a los castratos y acaba de sacar otro con música barroca francesa, que de solo ver el nombre se me antoja: Opiüm.

En fin, que bueno que te gusta.

Saludos

PS En MixUp tienen algunos discos de él

marichuy dijo...

Exenio

Felices tardes de fin de semana