abril 02, 2009

primavera ardiente

Con la primavera
Viene la canción,
La tristeza dulce
Y el galante amor.

Con la primavera
Viene una ansiedad
De pájaro preso
Que quiere volar.

No hay cetro más noble
Que el de padecer:
Sólo un rey existe:
El muerto es el rey.

[Con la primavera, José Martí]



Y con la primavera se ha venido un calor quemante e inmisericorde... el cambio climático no es de ninguna manera un mito genial o un invento de los Partidos Verdes. ¿Treinta grados centígrados en la Ciudad de México... en el mes de marzo? Nunca antes, que yo recuerde.

La primavera ha entrado con rabia, el planeta parece estar cobrándonos todo lo que lo hemos dañado; el sol cae como lumbre a las tres de la tarde y uno sienta que se calcina... y lo que falta. Es definitivo, la primavera podrá encerrar muchas promesas, será portadora de luz y nuevos florecimientos, pero no es lo mío; yo soy de otoño/invierno, de luz rojiza, viento frío, caer de hojas secas, melancolía y noches estrelladas.







imagen: Primavera. Alphonse Mucha

18 comentarios:

Luis Alvaz dijo...

Así es Marichuy, el Cambio Climático no es un mito, y el que lo diga es porque se trata de una empresa petrolera, o una compañía que no quiere bajar su consumo de hidrocarburos. Sin embargo, en ocasiones el cambio será imperceptible, otras veces tórrido y seco, y otras todo lo contrario, húmedo y frío; en realidad todo depende de en que lugar del globo nos encontremos.
Que qué hacer, pues simplemente (aunque en realidad el cambio no es simple) cambiar los hábitos de consumo de casi 7 mil millones de habitantes, e ir frenando ese crecimiento poblacional.
Tal parece que no hay marcha atrás, pero pamba al que no haga nada.

Saludos

Juan! dijo...

Paisanita:

No solo los automóviles y el consumo de hidrocarburos tienen la culpa, ahora resulta que el mayor responsable es el vapor de agua (por más del 90%) Y su incremento es directamente proporcional a la deforestación causada por la demanda de áreas de cultivo y habitación. Por lo tanto la iglesia con su famoso “debes tener los hijos que diosito te mande” es cómplice del daño hecho por el capitalismo depred....

Definitivamente el calor me hace decir incoherencias.

Y de los ardores... el calor hace que las niñas se vistan con con ropa taaaan y... y... y... pinche soltería! jajaja

Besos acalorados

marichuy dijo...

Luis

Pues si, abrumador desarrollo tecnológico e industrial, sorprendentes descubrimientos científicos y avances en la medicina... no han redundado necesariamente en un mundo mejor Bien decía algún filósofo nihilista: el desarrollo tecnológico de la humanidad, es inversamente proporcional a su desarrollo humano.

Y cambiar esos hábitos, como bien dices... está campeón.

Saludos

marichuy dijo...

Juan

Los vapores de agua pero los generados por la industria supongo. Yo creo que debe ser todo paisano, la contaminación es brutal y los responsables de ella que somos todos, pero principalmente los grandes industriales y países como USA y China, no solo no hacen nada para evitarlo, sino que cínicamente dicen que seguirán produciendo como hasta ahora.

Y yo soy alérgica al sol¡! Es terrible cuando salgo a la calle a eso de tres de la tarde: literalmente siento que me estoy calcinando.

Besos tibios (ahorita no hace calor, je)

lastresyuncuarto dijo...

Marichuy, esta primavera esta loca, claro el cambio climatico, llegamos a un punto en el que pasan las cuatro estaciones en un día, en mi rancho hace aire, calor, frio, caen gotas de lluvia de vez en cuando.

Si los principales contaminadores del planeta no se acojen a los tratados de Kioto, China y USA, y con gobernadores como la famosa Sara de Alaska les da por perforfar el hielo para sacar petroleo, ¿Que nos queda?

Educar a las personas para que tengan menos hijos, ja,ja ya me vi, con la Iglesia tras de mi. Que nos multen por usar vasos de desechables, volver al uso de pañales de tela, usar detergentes que no contaminen, mil y una ideas que podemos tener, ¿Pero seguimos todos al pie de la letra esto?

Hace unas semana Sergio Aguayo escribia en su columna semanal, una miscelanea quejandose de el uso de vasos de unicel en una Universidad a la que había sido invitado a dar cursos, la Universidad que se encarga de educar contaminando.

Creo que la medida de no dar bolsas de plastico en los supermercados es muy buena, recuerda que en Europa vas al supermercado y te cobran por una bolsa, aquí vas y por tres artículos te dan tres bolsas que no son degradables.

Creo que deberíamos volver al uso de las bolsas de mercado, esas que se pusieron tan caras por tener ahora la cara de Frida o la Virgen de Guadalupe, o aquella bolsas que dice Carniceria El Torito, un poco de ideas para no seguir contaminando el planeta, no le dejemos todo a los gobiernos o empresarios que no hace nada por mejorar la contaminación.

Tienes muchos calor, espera al verano, si es que lo hay ¿Verdad?

Según tus genes debería de gustarte el calor, bueno yo no soporto tanto frió pero tampoco soporto el calor excesivo.

Espero que tengas un buen día, sin tanto calor, que tu oficina tenga temperatura agradable. En la mia aún se siente el fresco invierno.

Saludos calurosos, hagamos una campaña de ideas contra el calentamiento, al final los unicos que moriremos somos nosotros la naturaleza solo se transforma y se defiende.

Un abrazo

Dilbertina

Blogger Pechocho dijo...

Achis achis achis!!!!!

Esta no es la original entrada que leí ayer, jeje. No te censures, Marichuy.

Nada es invencible. Házle frente.

PD. Nieto de Monsiváis... Te volaste la barda de la Portales!!!

Ana A. dijo...

Marichuy
me gusta la primavera, las mañanas sin frío, el áire fresco y el sol por la ventana. Se que me debo preocupar por la contaminación y su terrible poder sobre lo que nos rodea. Pero mientras tanto ahh que bonito se ve todo a pleno rayo de sol...

marichuy dijo...

Blogger

Ups, me cachaste en plena autocensura; mis demonios y yo, jeje

Verdad me gustan los cronistas de esta caótica y entrañable ciudad.

Saludos

marichuy dijo...

Dilbertina

Querida, la primavera, loca y rabiosa; la ciudad, loca y rabiosa; tanto auto, tanto asfalto y yo, alérgica al sol. Haiga cosa, como dicen en mi rancho. Me gusta la luz, me gusta el sol, pero el sol tibio, no estos rayos quemantes de las tres de la tarde.

Un abrazo y gracias

marichuy dijo...

Ana

A mi también "me gusta la primavera, las mañanas sin frío, el áire fresco y el sol por la ventana" ... pero, hasta las 10 de la mañana; más tarde, el calor y el sol me matan.

Gracias por tu visita

Angeek dijo...

Ay, Martí...con este calor sí que viene la ansiedad y una quiere volar al ártico!

Saludos

El Caballero dijo...

Bonjour, mi adorable Marichuy. Qué hermosa ilustración y que bellas líneas, un encaqnto. Au revoir.

El Caballero dijo...

Encuanto al cambio climático, prefiero hacer oído sordo y desviar la mirada, pero como verás no he podido resistirme. Estoy verdaderamente conmocionado. Ah, este mundo bello que algún extraño azar bienaventurado nos obsequió, esta tierra que supo ser sana y saludable hoy se destruye ante nuestros porpios ojosa, víctima de nuestra frivolidad y nuestro egoísmo.

chilangoleon dijo...

vive=l'hiver!

marichuy dijo...

Angeek

Querida, a lo mejor al Ártico no, pero si al sur del continente (pretextos míos que muero por conocer Buenos Aires)

Saludos

marichuy dijo...

esta tierra que [...] hoy se destruye ante nuestros propios ojos, víctima de nuestra frivolidad y nuestro egoísmo"

Caballero

Mejor dicho, imposible.

Un placer tenerlo por aquí

Saludos

marichuy dijo...

Chilly

Je préfère, sour tout, l'automne

chilangoleon dijo...

ouch!