febrero 15, 2009

ménage à 39,897..

Los seres humanos viven obsesionados con ser más que el de al lado. Más allá de superar obstáculos o vencer sus propios miedos, lo que buscan es romper e implantar récords. Y no me refiero a los deportivos, sino a otros tan absurdos como ser el recordista mundial en la ingestión de hamburguesas, hot dogs, etc. Este fenómeno que se observa a nivel mundial, nunca lo he entendido muy bien; supongo que estableciendo ese tipo de marcas se pretende huir, así se momentáneamente, de la temida mediocridad, figurar en la prensa y TV y así gozar de sus 15 minutos de fama, como decía Andy Warhol y de paso, hasta aliviar o exhibir -vaya uno a saber- algún tipo de complejo.


Lo que sea que empuje al ser humano en esta absurda carrera, lo cierto es que los mexicanos no somos ajenos... y ayer establecimos un nuevo récord guiness: "39 mil 897 personas se besaron simultáneamente” en el Centro de la Ciudad de México. Tal como dio fe el certificador del Récord Guiness, Carlos Martínez. Cabe hacer notar que los únicos besos que contaron para la obtención de tal marca, fueron los que duraron más de cinco segundos.

Yo solo tengo una duda ¿por qué 39,897 personas, en lugar de 39,898 o 39,896? No entiendo.. ¿será que por ahí hubo un ménage à trois
?


Cesaria Evora canta bésame mucho


15 comentarios:

Luis Alvaz dijo...

Sí, interesante cifra, así como resultaría interesante pensar ¿cómo diablos los contaron?; pero bueno. Me recuerda a esa parte del film Amélie cuando -precisamente Amélie- dice el número de personas que están teniendo un orgasmo en ese momento y las escenas de dichos orgasmos, jeje.

En verdad es un tan inútil hablar de records, cuando éstos no tienen ningún mérito que el las facultades gregarias de los seres humanos y otros males de la cultura de masas. Es decir, las personas no se congregaron ahí por voluntad, sino por una convocatoria masiva, entonces, ¿quién se adjudica el record? ¿a quién beneficia? A nosotros no.

Me pregunto cuántos besos en verdad fueron buenos besos... descartando eso yo creo que les hubieran quitado el record.

Saludos

marichuy dijo...

Luis

En cuanto al recuento de los besucones de anoche, quizá los de la Organización Guiness establecieron algún mecanismo. Y sobre cuántos de los ósculos compartidos ayer, realmente fueron buenos besos; besos dados comme il faut. Ups, saberlo si que está más complicado.

Esa escena de "Amélie" que comentas, me encanta... bueno el film completo.


Saludos

Blogger Pechocho dijo...

Lo mismo pensé al leer la nota del evento. Ahí hubo más que simples parejas formales y convencionales...
Y en sentido estricto, más allá del consumismo de la fecha y de la obsesión por romper récords sólo por el simple hecho de hacerlo, creo que el evento de ayer trasciende eso: es fijar una postura ante hechos concretos.
Que ayer se hayan besado weyes con chicas, chicas con chicas, weyes con un wey y con una chica y hasta weyes con muñecas inflabes (la foto salió en La Jornada), es una opinión masiva, una actitud social, ante ideas y pretensiones conservadoras que surgen por ahí...

Lo mismo que con los desnudos de Spencer Tunick: más allá de cuántos encueró importa lo simbólico: desnudos frente a la sacrosanta Iglesia Católica...

Con el beso de ayer y su récord impar está el mensaje: mientras unos abogan por condenar los besos y otros por hablar de familias únicas y convencionales, otros se besan hasta con muñecas...

A toute a l' heure!

marichuy dijo...

Blogger Pechocho

En efecto, tanto el encuere organizado por Tunick, como el mega-beso de ayer, simbolizan algo más importante que la mera implantación de un Récord Guinnes: ambos eventos son un claro desafío al arcaísmo e hipocresía de la Sacrosanta Iglesia Católica Mexicana (y sospecho que Norberto Rivera y Felipito... no estarán muy felices).

Y ayer le mandaron saludos al Alcalde de Guanajuato, por cierto.

Saludos

El Caballero dijo...

Voilà, Marichuy... ese sí que es un verdadero San Comercio, o como gustes... gracias por pasarte, ha sido un placer, y tus datos de los mas interesantes. Sería asombroso estar allí el año entrante, para la misma fecha... ¿me robarías un beso? ¡Ja, ja, ja! Un saludo... y felíz día después, a vos también.

Juan! dijo...

Me hubiera gustado un beso tierno éste 14… ni modo, a mi no me van a contar para el chigado record.

¿Por qué no hacen un record Guiness para el mayor número de mentadas de madre a un gobernante? (digo, para los amargados como yo…)

P.D.

Odio el 14 de febrero...
Odio a los pitufos...

marichuy dijo...

Caballero

Jaja, si un Mega-festejo del Día de San Marketing

Un saludo

marichuy dijo...

Juan

¿Tu también Juan (odias el 14 de febrero)?

Pero los pitufos... si me caen bien!¡

Besito

lastresyuncuarto dijo...

En verdad la cifra se les fue...hubo un colado que se beso solo...será pecado???

Yo solo espero que los 39 mil 897 besucones, se hayan lavado su boquita antes del darse esos besos pecaminosos:

"Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aseguran que a través de la saliva se pueden transmitir virus y bacterias."

"Aunque la saliva es agua en 95%, también contiene sales minerales como iones de sodio, potasio, algunas proteínas, cloruro y bicarbonato. Es portadora de enfermedades como la gripe, herpes, varicela, sarampión, escarlatina, hepatitis tipo B y paperas, entre otras." (Guacala de pollo, no le vuelvo a dar un beso a Herr BB sin que se lave su boca antes)

Y no creas pero seguramente el Presidente municipal de Guanajuato hasta se fue a darse besos, con tal de aparecer en la foto...y claro como muchos fines de semana se reúne la familia Romero a desayunar en el restaurante El Lago, seguro aprovecho para ir al zócalo.

Lo de lo records, es de locos, si creo que son 5 minutos de fama, pero ¿que fama? aparecerás entre tantas personas, ni tu mamá te reconocerá...o si?

Feliz semana, ahora a prepararnos para otro día de Marketing...cual sigue??

Un abrazo

marichuy dijo...

Dilbertina

Guáchala, ya le quitaste todo el romance, con eso de los microbios trasmisibles vía la saliva.

Igual no fue un transgresor ménage à trois, sino el muchachón que se besó con su muñeca inefable, jeje

¿Y qué hace tu Presidente Municipal desayunando acá en tierras chilangas?

Siguen losfestejos del día de la familia, luego el bonito día el niño y luego, la madre de todas las festividades chantajistas, amén de comerciales: “Diez de mayo”

Un abrazo

jota pe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jota pe dijo...

-- cuanta razon tienes marichuy, que ganas de asombrarse de lo ordinarios que somos! gracias!

lastresyuncuarto dijo...

Ja, ja, desayunan en familia, con el hermano, flamante director de CONACYT.

Aja, el mundo es un pañuelo, no se escapa uno de que lo vean en cualquier lugar del mundo y ese es su restaurante preferido, la familia se reune a desayunar ahí los sábados.

Y perdón por quitarle lo romantico al mega beso...pero en verdad hoy viene esa noticia en los diarios, ja,ja,

Saludos, esperaremos los siguientes días de mercadotecnía pura y vil.

marichuy dijo...

Jota-Pe

Así es mi estimado, en esta mediatizada sociedad que nos tocó vivir… a qué ganas de figurar… en los medios

marichuy dijo...

Está bien Dilbertina

Ya no criticaré a Lalito; ahora le agradeceré su contribución a la purificación de la pecaminosa Ciudad de México… merced a su inmaculada presencia dominical