febrero 12, 2009

Madame Obama en Vogue

Como país directamente somos malos. Somos un país de cínicos, vividores y complacientes. Nos hemos convertido en una nación de personas a las que apenas les alcanza para llegar al final del día. La gente está mal y ha empeorado durante el transcurso de mi vida. Cuando pienso en mis hijas, me da vergüenza que salgan a recorrer el mundo”.

Estas y muchas otras lindezas más, salieron de la boquita de Michelle Obama, antes de ser Primera Dama por supuesto. Ahora, ya instalada en la Casa Blanca, aparece en la portada correspondiente a marzo de la edición estadounidense del VOGUE y no sería extraño que próximamente apareciera adornando la edición inglesa y hasta la francesa, toda vez que los galos no son ajenos a la seducción de Mr. Barack Obama.

Hoy que vi en un periódico mexicano la foto de la portada del VOGUE con Michelle, me acordé que durante la campaña por la obtención de la candidatura demócrata, el mismo magazine le pidió a Hillary Clinton que posara para su portada; pero Madame Clinton se negó argumentando que no quería transmitir una imagen equivocada, ni darle armas a sus detractores –no solo republicanos, se entiende- al presentar una imagen “demasiado femenina” o frívola, esto último pensando en la posible reacción de las feministas [Hillary olvidó que siendo esposa del presidente Bill Clinton, ella había aparecido en la portada del VOGUE]. Pero unas semanas después, cuando Barack Obama empezaba a despegar en las encuestas, Hillary hizo aquella famosa aparición donde derramó unas lagrimitas (¿existe gesto femenino más conmovedor?) y voilà… subió en las preferencias. Ella sabía que para cierto segmento de la sociedad estadounidense, adepto a los filmes melcochosos y cursis, pega más una candidata “sensible” capaz de llorar en público, que una mujer fuerte y sin complejos, quien a los 60 años se atreve a posar para el VOGUE, el cual además tiene la osadía de leer, sin que ello disminuya un ápice su inteligencia y respeto por si misma.

Es bien sabido que la intelectualidad mira con menosprecio este tipo de revistas, a las que considera la biblia de la frivolidad y el epitome de lo superfluo. Entonces, el que una mujer que no sea modelo, aparezca en la portada de uno de estos magazines, casi provoca su linchamiento. Pero sucede que la mayoría de las veces, esas mentes superiores e inmaculadas que critican el snobismo y frivolidad de los lectores del VOGUE, lo hacen con argumentos supinamente snobs...

13 comentarios:

marichuy dijo...

Ah, me faltó y luego quizá nos toque ver a Barack Obama en la portada del VOGUE HOMME, ataviado con un traje diseñado por Tom Ford y corbata Hermès... hablando del rescate financiero estadounidense. Y entonces, ¿será que sus fans se atrevan a criticarlo o que sus detractores se le vayan a la yugular?

lastresyuncuarto dijo...

Las lagrimitas de Hilaria fueron y seguirán siendo de mentis. Y claro no es lo mismo aparecer en campaña en Vogue, que cuando tu esposo ya es Presidente de la nación más poderosa del mundo.

Carla Bruni, ha salido en todas las revistas de prensa rosa, al igual que Sarkozy, claro el con unos tacones de 10 cms y ella con ballerinas. Ese par sale en todas la revistas de sociales, saben muy bien lo que es la mercadotecnia.

Los políticos se han dado cuenta que el público piensa “por la prensa os conocerán”, no es lo mismo salir en Vogue, Hola, que en la Jornada o Le monde, es mejor salir en sociales, te ven más personas. ¿no crees que es mayor el consumo de estas publicaciones?

Pero prefiero ver a Michelle Obama, aunque lo que dice sobre “Cuando pienso en mis hijas, me da vergüenza que salgan a recorrer el mundo” esto me suena tan gringo, mejor que le de vergüenza que sus hijas salgan a recorrer su país lleno de locos, lleno de pobres. De discriminación y muchos mas lleno de ...

En fin amiguis, si entras a Quien, Hola o cualquier medio de revistas de modas o de sociales te darás cuenta de lo vació de los contenidos.

Pero me gusto tu Post, en verdad, me gusto, creo que la señora Obama nos dará más sorpresas que su marido.

Que tengas un feliz día.

DIlbertina

marichuy dijo...

"Los políticos se han dado cuenta que el público piensa “por la prensa os conocerán”, no es lo mismo salir en Vogue, Hola, que en la Jornada o Le Monde"

Y no solo los políticos, querida. ¿Recuerda al inenarrable sex simbol Subcomandante Marcos, posando para Quién y Gatopardo? Y ya que andamos en este chal de la frivolité, también entre estas revistas rosas hay categorías: el Hola! será la revista de chisme más vendida –adorada por los nostálgicos de la monarquía-, pero sinónimo de lo avant garde y lo très chic, ninguna como el VOGUE. No obstante, espero que Michelle no se vaya a aficionar a andar posando en esas revistas.

Me parece que el caso de Carla Bruni es un poco distinto, pues ella ha sido Top Model, cantante, compositora, etc. y hasta antes de su llegada al Palacio del Eliseo, en Francia los Presidentes no andaban posando en esas revistas. Cierto que les hadado popularidad, pero ello ha sido más bien hacia fuera de su patria; no te creas que a los galos les hace mucha gracia, sobre todo por Sarko; a la Carlita la quieren bien, al que ya no soportan es a su marido.

Yo pienso que en la expresión de Michelle, lo que hay es una crítica muy dura a su país; creo que ahí fue cuando dijo que a veces se ha sentido avergonzada de ser estadounidense ¿te acuerdas?

Salutis

lastresyuncuarto dijo...

Esperemos que siga siendo la misma Michelle que hemos leído.

Sobre Marcos ni hablar, me da un guacala terrible.

La Bruni, tienes razón ella es la que esta acostumbrada a esas revistas, pero Sarkozi...es más listo pero con complejo de enano.

ora si a trabajar....

marichuy dijo...

Dilbertina

El Sub Marcos está tan devaluado: de sex simbol de la transgresión... a vil acomodaticio.

Y sobre Mme. Obama, esperemos que sea así como dices.

Un abrazo

Juan! dijo...

Ok… Hay un vogue homme. (cosas que aprendo de los blogs Vol. I)

No puedo olvidar a madame Fots y su Ranindranata Tágora y esperar, tal vez ilusamente, que algo en éste mundo cambie...

Ojala…





Cuando pienso en mis hijas, me da vergüenza que salgan a recorrer el mundo”. Osea Hello mom… jeje (lo siento, tenía que salir :P )

Tormentas dijo...

wow, eso de tu profile es un dibujo de amelie? tú lo hiciste?

Sibyla dijo...

Pienso que no ha sido una idea muy brillante por parte de Michelle Obama aceptar salir en Vogue, posando de esa guisa.

Puede transmitir una imagen equivocada de frivolidad, y sus detractores pueden sacar partido de ahí, es carne para "buitres".
Se ha puesto de moda posar para revistas y fotógrafos famosos, al igual que lo hiciera Lady Di antaño.
Aquí en España, las ministras que forman parte del Gobierno, también posaron, con trajes de firma carísimos, como si fueran estrellas de Hollywood, Y yo me pregunto ¿Qué pretenden? Corriendo el riesgo de transmitir un mensaje equivocado...

Un abrazo y feliz finde:)

marichuy dijo...

Juan

Y a qué no sabes lo que acabo de ver? La portada del "Quien" en su número especial dedicado al "día del amor"; donde aparecen "las diez parejas más atractivas de México". Y a que si me adivinas quien encabeza esa lista y adorna la portada... sí, adivinaste: el inenarrable gobernado del Edo. Mex. y su "Gaviota"...

marichuy dijo...

Tormentas

No, qué más quisiera yo; no sé quién es el autor; seguro un fan de Amélie. Yo tuve la increíble suerte encontrármela por ahí, perdida en la web.

marichuy dijo...

Sybila

Júralo que más de uno criticara a Michelle por esto; pero lamentablemente, cada vez se extiende más esta costumbre de llevar la política a la "prensa del corazón".

Un beso

LUIS TORRES dijo...

Me parece bien que salga en la revista a parte que se le ve guapisima con ese vestido entallado con los hombros al descubierto.

marichuy dijo...

Luis

De que la van a criticar, la van a criticar; pero de que el color fucsia, le va muy bien... pues le va muy bien.