marzo 08, 2012

hay mujeres


[Springer. 1989, by Elliot Erwitt] 

Mujeres que se dejan el cabello sin peinar,
largo, gris, que se detienen el pelo
con sus manos rojas, que se mueven confusas.

Que pueden cocinar o bordar.
Que rondan el tiritar de un hombre durante todo el invierno
con su espíritu, respirando el aire de la niebla.

Cuyas ropas siguen descuidadas hasta el día de hoy.
Y que se mueven de lado dentro de sus zapatos.
Parecen hechas para el amor aun así.

Que se mantienen quietas cuando la marea cubre
sus grandes pies desnudos. Que embarullan su sexo,
su lucha. Que se allegan al hombre,

cuyos rostros están tan cerca que no hay dónde ocultarse.
Mujeres por las que me quitaría las peinetas
de los cabellos y lloraría abiertamente, cara a cara.

---Jane Durán, Hay mujeres 


***

2 comentarios:

Damián Aguirre dijo...

Nada como una mujer que deja fluir su poética y desaliñada belleza al natural

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Imaginé perfecto eso de que dejan su cabello sin peinar
es tan rico, dejar el cabello al viento suelto, los cabellos despeinados hablan tanto