octubre 02, 2011

en una alfombra de agua



En una alfombra de agua
bordo mis días,
mis dioses y mis males.

En una alfombra de hierba
bordo mis penas de rojo,
mis mañanas de azul,
mis aldeas de amarillo y mis panes de miel.

En una alfombra de tierra
bordo mi fugacidad.
Allí bordo mi noche,
mi hambre,
mi duelo
y el barco bélico de mis desesperaciones
que surca un millar de aguas,
las aguas de la inquietud,
las aguas de la inmortalidad.

Thomas Bernhard (de Así en la tierra como en el infierno)

3 comentarios:

QUANTUM dijo...

[le fou rire]

Es bonito sentirte en latir en mi corazón. Es bonito sentirme en el tuyo. No es bonito que los amantes, seres que se aman, peleen; no es bonito estar enojados. Es bonito sentirte sonreir y es bonito que así, en un reflejo, pueda hacerlo yo también: tú sonries, yo sonrio. Así, sonriendo contigo. Juntos.

Intento imaginar cómo duermes.

Hoy es tu cumpleaños y a lo mejor pensaste que se me iba a olvidar. Discúlpame si a veces mi correspondencia llega tarde, el servicio postal viaja en un caracol. Pero eso no quiere decir que no estás constantemente en mi mente.

Mi Marichuy hermosa, desearía saber prepararte un rico pastel de chocolate y que le dieras una gran mordida y que parte de él estuviera en tu boca para quitártelo con la mía.

Feliz cumple mi linda Amélie.

Tuyo: QUANTUM felino.

[la berceuse ]

La abuela frescotona dijo...

VEO EN EL ESCRITO EL REFLEJO DE UNA VIDA Y LA LEVEDAD DE LAS EMOCIONES HUMANAS, SALUDOS QUERIDA MARICHUY

Sergio dijo...

Me aporta gran tranquilidad leer el poema acompañado de esa alfombra acuática.