octubre 24, 2009

Divinidades


"Del orbe de la Diosa
que tres veces hermosa
con tres hermosos rostros ser ostenta"
Sor Juana Inés de la Cruz. Primero Sueño.



“El mismo budismo, que sospecha, más que esas partes del cristianismo influidas por el platonismo, de todo lo que es corporalidad, experimenta lo inefable en y a través del cuerpo: la iluminación sucede en los sentidos que al recogerse en la meditación son dirigidos al misterio de lo invisible”.

Javier Sicilia. Eros y Religión. La Jornada.

“Yo tengo a Hugo. No lo abandonaría por Henry. Lo que no le puedo decir a Henry es que él es fundamentalmente un hombre fí­sico y que por eso June es esencial para él. Un hombre de tales características inspira amor sensual. Yo también le amo sensual­mente. Y, a la postre, esta unión no puede durar. Está destinado a perderme. Lo que yo le doy sería tremendo para un hombre menos sensual. Pero no para un Henry.

(…)

Henry me ha amado; ay, soy su amor. He recibido todo lo que puedo recibir de él, las capas más secretas de su ser, palabras, sen­timientos, miradas, caricias, todo ardiendo sólo para mí. Lo he sen­tido arrullado por mi suavidad, exultante en mi amor, apasionado, posesivo, celoso. Se ha acostumbrado a mí, no corpóreamente sino como una visión. ¿Qué será lo que recuerde él más vividamente de los momentos que hemos pasado juntos? La tarde en que él estaba tumbado en el sofá de mi dormitorio mientras yo terminaba de vestirme para una cena, con mi vestido oriental verde oscuro, perfumándome, y él embargado por una sensación de estar viviendo un cuento de hadas, con un velo entre él y yo, la princesa. Eso es lo que recuerda mientras me tiene en los cálidos brazos. Ilusiones y sueños. La sangre que vierte en mí con rugidos de alegría, los bo­cados de mi carne, mi olor en sus dedos, todo se desvanece ante la potencia del cuento de hadas.

Eres una niña, sí –dice, medio asombrado, mientras que al mismo tiempo dice–: Desde luego, sabes follar. ¿Dónde has apren­dido?

Sin embargo, cuando me compara a Paulette, la niña de verdad, observa lo seductor de mis gestos, la madurez de mi expresión, la mente que ama.”

Diario de Anaïs Nin

(…) “O esa joya del misticismo judío que es el Cantar de los cantares, viven y dicen la experiencia del espíritu a través del Eros y de su corporalidad. Hay, en este sentido, una preciosa anécdota en el Talmud. Un discípulo pregunta al Sumo Sacerdote qué es lo que ve cuando el día del Yom Kippur entra en el Santo de los Santos y se postra en tierra. El Sumo Sacerdote responde: "Dos pechos de mujer cubiertos por un velo." El Inefable, el que en la tradición hebrea no tiene cuerpo, pasa, en el momento más sacramental del año, a través de la mediación del Eros. De hecho, el verbo conocer, tiene en la tradición hebrea el sentido erótico de entrar en la intimidad. Sólo conoce quien, en la donación, entra en la profundidad o es penetrado por ella”.

Javier Sicilia. Op. cit.

Nota personal 1:

Limitar –en la medida de posible- escuchar de forma obsesivo-compulsiva la interpretación de Jaramar Soto de Un cruel puñal (Lástima que no se encuentre disponible una versión en línea).

Nota personal 2:

Evitar las evocaciones eróticas acerca del Bel Canto en el cuerpo de Cecilia Bartoli.

Nota personal 2’:

Evitar ídem con Rita Guerrero.

Nota personal 3:

Preguntarle a Salles si los Ornithorhynchus anatinus cultosos que mueren por Bernini y Vermeer son un fenómeno* consecuencia del efecto adverso del veneno en su espolón**.

*¿Más?

**¿Me estoy asumiendo como ejemplar macho de una especie rara avis in terris?

Mmm…supongo que con 5 pares de cromosomas sexuales esto es aún más complejo.

Nota personal 5:

Quizá sería (in)conveniente retirar La maja desnuda como centro de la habitación. Esas espiroquetas en los (s)esos

Nota personal 6:

Tal vez mamá tenga razón. Tanta cafeína ya me destrozó los nervios ¿Las fasciculaciones eran tan continuas?

Nota personal 7:

Aprender alegorías alquímicas para arropar de forma decente las divagaciones anteriores.

Ó

Evitar las notas personales.

Amor animi arbitrio samitur non ponitur.

Quidquid latine dictum sit, altum videtur


Ven. Ven. Así. Te beso. Te arranco. Te arrebato. Te compruebo en lo oscuro, ardiente oscuridad, abierta, negra, oculta derramada golondrina, oh tan azul, de negra, palpitante. Oh así, así, ansiados, blandos labios undosos, piel de rosa o corales delicados, tan finos. Así, así, absorbidos, más y más, succionados. Así, por todo el tiempo. Muy de allá, de lo hondo,


dulces ungüentos desprendidos, amados, bebidos con frenesí, amor hasta desesperados. Mi único, mi solo, solitario alimento, mi húmedo, lloviznado en mi boca, resbalado en mi ser. Amor. Mi amor. Ay, ay. Me dueles. Me lastimas. Ráspame, límame, jadéame tú a mí, comienza y recomienza, con dientes y garganta, muriendo, agonizando, nuevamente volviendo, falleciendo otra vez, así por siempre, para siempre, en lo oscuro, quemante oscuridad, uncida noche, amor, sin morir y muriendo, amor, amor, amor, eternamente.

Rafael Alberti

Eros y Religión. La Jornada Semanal. (Segundo artículo, pero el de Ana García tiene arrestos vigentes tras 7 años)


Sobre la imagen: Divina Trinidad. ¡Oh, sí!


Folías y filias.


8 comentarios:

Strika dijo...

Eros y religión. Y no olvidemos el éxtasis de Santa Teresa...

Excelente la música del vídeo en Youtube. Me encanta la música barroca.

Besos

marichuy dijo...

"¿Qué será lo que recuerde él más vívidamente de los momentos que hemos pasado juntos?"

Eso es lo que siempre nos preguntamos, a posteriori, desde luego. Y pasa, casi siempre, que la otra parte nunca atesora lo que nosotros creeríamos "debía" recordar más vívidamente.

Querida, temo que no es la cafeína. Eres tú y así está bien, me atrevería a decir.

Besos sin adjetivos

PS Qué grande (cada día que pasa lo reafirmó más y más), Madame Anaïs Nin

Aurore Dupin dijo...

Strika:

Síp. Sicilia aborda el barco de Santa Teresa y San Juan de la Cruz de una forma magnífica.

Bernini y Caravaggio...mis adorados. Ver los capítulos de Simon Schama en el poder del arte es un gozo poderoso...

Mmm...barrocas teníamos que ser.

Besos bien re-cargados...como de expresso.

Aurore Dupin dijo...

Las Diosas no tienen memoria ni para los hierofantes ¡Qué insensatez la mía, parte del mar de súbditos!

Es una mujer rodeada de afectos, el mío fue sólo uno más; algo esperable en alguien que fusiona los arquetipos de tres diosas...y de tres mortales.

Y sin embargo...

En las palabras de Sarduy -gracias por compartirlas- "No me quejo de arder. Ni de haber ardido"

Fue un cuento de hadas potente.

Ana dijo...

Aurore, me acabaste de desollar el alma con este post...
todo viene, todo se enlaza, todo comienza y termina con uno...
el cuerpo, él es el que siente, el que disfruta, el que transmite al alma, a la memoria a los recuerdos la escencia del otro y ahí es donde esta lo triste del asunto... despues de deleitar y conocer pues quieres más...
upsss!
abrazos
=D

Aurore Dupin dijo...

No me toquéis la tecla con eso de desollar...

Yep. El universo es un ouróboros.

Ay, la carne y el conocimiento...

Menospausas dijo...

Aurore, prohibido quitar tus notas personales…le dan más gusto a la lectura.

¿La cafeína destroza el cerebro? Caramba con razón ando pérdida desde hace años, no lo había pensando ni por un momento…estoy segura que el mundo es más divertido con cafeína….así que seguiré destruyendo o alegrando a las neuronas que me quedan. Son pocas, he venido a leer el post varias veces, gracias por la parte de Anaís Nin, me gusta mucho…es sublime.

¿Acabaste por asumirte en ejemplar macho? Solo es curiosidad…espero que lo asumido te haga feliz de eso se trata la vida.

Un abrazo

Menospausas

Aurore Dupin dijo...

Querida Menospausas:

Entendido y anotado -en las notas personales-.

Destroza redes neuronales para crear otras; unas dendritas se unen y otras se separan...ese micro es tan análogo del macro que da miedo.

Anaïs Nin era una Diosa...yep.

En cuanto a la última cuestión...después de ordenar y reordenar mis cinco pares de cromosomas "sepsuales" decidiré.

Un abrazo.