junio 15, 2009

al son que toque

A veces creo que la vida es como una sucesión de pequeños accidentes; algunos perfectamente sincronizados, como si "una mano extraña" les hubiese dado orden y otros, totalmente fuera de sintonía. Quizá por ello, es que me sorprenden, no sé qué tanto para bien, las personas capaces de vivir conforme a un plan perfectamente diseñado; el cual siguen paso a paso, sin apenas desviarse. Supongo que debía admirarlos y hacer lo posible por imitarlos, pero no se me da. En verdad no alcanzo a comprender, cómo hay quienes pueden vivir de forma tan metódica. Es cierto que hay aspectos en los que es básico seguir un orden, una planificación; pero estos lo ubico en el plano laboral o profesional. Para los demás ámbitos de la vida, que no tienen precio, quizá haya que olvidarse de las rigideces y aprender a bailar distintos ritmos... porque la música de fondo, varía constantemente.

Dicen que para no decepcionarse o frustrarse, lo mejor es vivir sin hacerse grandes expectativas; pues entre más grandes y mejores cosas y/o recompensas se esperen de la vida, mayores suelen ser las decepciones. Yo no sé de consejos, ni de manuales de autoayuda (éstos últimos me chocan y más me parecen, manuales de autoengaño), sin embargo en esto siempre he creído: tener elevadas expectativas, no es lo más deseable, ni gratificante. Recuerdo que una vez, en mi cumpleaños, recibí un descomunal arreglo floral y cuando estaba por ver el nombre del remitente, un compañero que estaba a mi lado me dijo: "cuidado Chuyita, el tamaño del arreglo floral, es directamente proporcional a lo que el tipo que las envía... espera obtener de ti". Y tenía razón.

Claro que tampoco se trata de vivir sin ton ni son; dejando que la corriente nos arrastre por donde le de la gana. Sin embargo, creo que ese refrán con el que solemos referirnos a los oportunistas y acomodaticios, bien podría tener una proyección un poco más positiva, práctica o como se le quiera llamar. Porque en ocasiones, lo mejor es aceptar que debemos bailar con la vida, al son que nos toquen. Y que hay días en que lo que aplica, es un frenético tecno; que otros, son más para un romántico y sutil vals; otros para un ardiente baile tropical; días en que apenas estaremos para un tristísimo blues y otros en que, tocados por la gracia, querremos bailar al compás de un sensual y cadencioso tango.

Pensando en lo anterior, esta mañana no me decía con cuál ritmo iniciar; pero como hoy es lunes, pensé en que quizá el tango no sería lo más indicado... no sea que me emocione de más y aún me queda una laaarga semana por delante. Empezaré poco a poco, iniciando con vals y continuaré subiendo el tono y ritmo... según se sucedan los hechos y los días.

27 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Marichuy: Justo esa idea ha estdo rondando mi mente por estos días. Mi amiga Sofía lo dice de una manera encantadora y salsera (Ella no lo sabe porque no oye salsa ni en defensa propia pero así reza un pregón de "El gran varón" de Willie Colón): Si del cielo te caen limones, tendrás que hacer limonada... Buen inicio de semana laboral

Saludos!

Potter dijo...

Me encantó!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tambien pienso que es mejor tener expectativas menores, expectativas que cumplan poco a poco esé afán de quererlo todo de una!


Mari ha llegado mi hermano y estaré unos dias ausente en la playa. jejeje mas rico! Así que no me extrañes mucho pues estaré pensandote y extrañando como rasgas mi corazon con cada post de aquí o de allá!

JEje besossss

marichuy dijo...

Doctor Gurma

Está buena esa frase del limonero.

Ups Doc. yo soy como su amiga Sofía: no soy muy amante la Salsa.

Saludos

marichuy dijo...

Potter

Te acuerdas del video del chavo que buscaba el amor y mandó a su ovejita con un mensaje, que resultó infructuoso? Justo cuando él ya no esperaba nada... alguien encontró casualmente a su ovejita y la posibilitad del amor se hizo real. Recuerdo que te encantó y me dijiste: "yo también quiero que alguien encuentre a mi el amor idealizado.

Buuuuuuuuu, todavía no te vas y ya te estoy extrañando.

Besotes y no te asolees mucho, que el calor está bárbaro.

Ana dijo...

Hola Marichuy!
no sé... pasan los días y leo tus comentarios y tus escritos y no dejas de asombrarme...
eres admirable!
=D y es en serio!
y peor aun! me doy cuenta que mi mundo era muy pequeño... me falta concer más y sobre todo leer más!
y me da coraje, conmigo misma, ya que no baile en muchas ocasiones al son que me tocaron...
upss! fatal!
un abrazo y gracias

=D

lastresyuncuarto dijo...

Querida yo admiro mucho a las personas que tienen ordenado su escritorio, será que el mío siempre estará lleno de papeles, se que papeles tengo y a veces se me pierden en un mar pero nunca he podido tenerlo ordenado, ¿Mi escritorio es una muestra de mi yo interior? Si, MariChuy es la muestra de mi caos, así que hace tiempo deje de admirar tanto a las personas que tienen todo en orden, a esas personas la vida las sorprende más y no están preparadas para el caos. Somos en lo laboral parte de lo que somos en nuestras vidas. Tengo una amiga que era toda perfección, y eso mismo pedía, pobre sufrió mucho y claro iba de pareja en pareja, buscando lo perfecto, si veía algo que no le gustaba, una mala combinación, un zapatos que no iban al caso, o un pantalón arrugado abur, tal vez sean ejemplos que pienses que son tontos, es solo para decirte que si no nos aflojamos en la vida la vida se nos va en detalles tontos. El sábado un amigo en silla de ruedas, que solo puede medio mover dos manos, no pusimos a platicar, lo escuche y le seguí el tema, cuando uno puede bailar el son que nos toca cada día somos tan ciegos cómo para no escuchar la música, mi amigo solo puede bailar al son que dicta su cerebro, al son de enfermeras bañándolo, acomodándolo, y no tiene más que su cerebro para bailar, hace su propia música, y me quedo pensando para ser martes espero que te toque un ritmo tecno que te haga latir el corazón a mil por hora, que hoy es un día más para bailar, déjate llevar por ese ritmo, el tecno es el único ritmo que he sentido que solo te lleva, que solo te hace brincar, ¿me gusta? No mucho, pero a veces me dejo llevar.

Abrazos

DIlbertina

malbicho dijo...

lo malo es que por bailar al son que nos toca es que a veces te toca bailar con la más fea... pero bueno, al mal paso darle prisa, verdad?

eso sí: lo bailado nadie te lo quita

aaaah, yo sí soy salsera (que aunque no lo creas se le llega a relacionar un poco con el jazz -je-), y si algo me enseño pedro navajas es que: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida!!!

marichuy dijo...

Ana

Ups, haces que me ruborice, y esto también es en serio. Además de tener corazón de pollo, como dice mi adorado Potter, soy de los pocos especímenes que aún se ruborizan.

Usted está muy joven y aún puede aprender a bailar al son que le toque, claro siempre y cuando sea de su agrado.

Abrazos

marichuy dijo...

Dilbertina

Mi propio desorden, solo lo entiendo viendo las cosas desde distintas perspectivas, acorde a la ocasión bien sûr. Pero hay una constante, tengo la manía de ver las cosas como en una película. Y leyendo tu comentario me fui a dos, por lo de tu amigo, ya te imaginarás que pensé en Jean Do en "La scaphandre et le papillon", quien dentro d esu inmovilidad bailba al son de las disitintas músicas que sonaban en su cerebro (qué gran película, carajo).

Y por el tecno, me acordé de otra de mis películas favoritas. "De battre mon coeur s'est arrêté" (en español le pusieron el cursi título de "El latido de mi corazón"). Ahí, un chavo perdido en si mismo, se debate entre sus propias miserias y las de su padre; mientras su corazón y su vida, oscilan al compás de los exquisitos acordes de Bach y la energética música tecnó. Gran film.

Abrazos musicales

marichuy dijo...

Malbi

Y a veces, nos toca bailar con uno que tiene... dos pies izquierdos, je.

Abraxas dijo...

Uchale... nunca he mandado un arreglo floral ¿Eso que significa? ¿Que quiero bailar Slam?

Exenio dijo...

Hay una frase que odio de cierto "collègue at command" que dice: "no importa si intervengo o no, de todas maneras los asuntos se resuelven...".

No es que haya "métrica" en los andares de uno, son tan necesarios como la burla a lo establecido, vaya, no por soberbia o rebeldía precoz, sino porque -aunque me queje- la vida va, estando uno ahí o no.

Desde luego, está de nuestra mano saber si quiere uno figurar -o no- en el sketch en el que nos ha tocado participar o ser un mero espectador...

MauVenom dijo...

Justamente hoy venía pensando que un problema que no he logrado controlar ni tantito en mi vida es el ansia de control

así soy y no está bien

todo lo tengo medido como un reloj y mis expectativas son altas... si no llegar a lo que quiero me doy la vuelta

pero no me rindo fácil

creo que tengo que aprender a respetar un poco más los vaivenes del destino

no me gusta

si tuviera que escoger música para moverme sería rock... por el impulso, por la fuerza que no se le agota más que hasta el fin.

Besos.

Hugo Benitez dijo...

Hola Linda.

Me hiciste pensar (Gracias, últimamente no miento y mi cerebro está como apagado jeje) yo tengo dos pies izquierdos para bailar… será por eso que ni plan ni baile? Jejeje

Ahí te dejo un fuerte abrazo y un beso

marichuy dijo...

Abraxas

Eso solo significa que... no eres nada romántico. En cuanto a lo que esperaba obtener de mi, el tipo que me envió el enorme arreglo floral, ups, harta pena de confesar que no era precisamente bailar, al menos no en el sentido usual del verbo.

marichuy dijo...

Exenio

Así es, cada quien decide si sólo se queda estático mirando el espectáculo, si por el contrario... se anima a participar y tratar de dejar su impronta.

marichuy dijo...

Mi Mau

A veces, esa pretensión de quererlo controlar todo... termina por controlarnos a nosotros. Pero te entiendo perfecto; una vez amé a un hombre así y al final, com habrás de imaginarte, el hilo terminó rompiéndose por lo más delgado.

Besos sin control

marichuy dijo...

Huguito

Dichosos los ojos que miran tu nombre. Creí que ya no me querías, je.

No importa que no sepas bailar, sabes caminar y apreciar la música.

Un beso

Hugo Benitez dijo...

Hola

Me encanta la velocidad con la que respondes los comentarios…
Pues no linda, el que no llene tu espacio de comentarios no quiere decir de ningún modo que lo llene de olvido... Tú, eres una escala donde siempre tengo parada y en esta estación, no hay anuncio que yo no haya leído.

Ahí te dejo otro beso.

marichuy dijo...

Hugo

Es que hoy no estoy en la oficina, por eso puedo bloguerar.

Besitos

Blogger Pechocho dijo...

Si bailas finalmente de todo, entonces tu vida guarda todos los ritmos y es totalmente impredecible...

La vida es una música, nomás es cosa de aprender a bailarla.

PD. Y si empiezas con vals, te dejo una muy agradable pieza:

http://www.youtube.com/watch?v=bfm2-qgZ-28

Ana A. dijo...

Mary,
Es mejor dejarte llevar, mi mamá decía que hay que disfrutar todo, hasta lo malo.
Entonces si no sabes a que son bailar, pues inicia poco a poco, al ritmo que tenga el día. Y disfrutalo.

marichuy dijo...

Blogger pechocho

Lindo ese vals de Don Serafino. Gracias

marichuy dijo...

Ana A.

Tu mamá tenía razón, a veces no queda de otra.

Kyuuketsuki dijo...

Y como yo no se bailar, la analogía para mi no aplica =(

Pero ya en serio: me parece que tienes toda la razón en cuanto a saber adaptarse; uno no puede seguir una "planeación" cuando ya ninguno de los elementos que formaban parte de ella son los que se tenían pensados en un principio. Adaptarse o morir. Una forma de primitivo darwinismo.

Neo dijo...

No estoy de acuerdo en esto: "Dicen que para no decepcionarse o frustrarse, lo mejor es vivir sin hacerse grandes expectativas; pues entre más grandes y mejores cosas y/o recompensas se esperen de la vida, mayores suelen ser las decepciones." claro pero por supuesto que se tienen que tener grandes expectativas en la vida o acaso eres una conformista?.

Neo dijo...

En cuanto al primer parrafo creo que lo resumo en esto evolucionas o mueres, es decir te quedas en el camino, no es que tengas que bailar al son que te toque, vas evolucionando, es decir maduras, experiencia vividas a lo largo de la vida tus expectativas van cambiando, y en cuanto a la música según mi particular punto de vista es una muy buena terapia según el estado de ánimo en el que te encuentres.