mayo 07, 2009

confesiones de perogrullo

Lo sé, es una perogrullada, carente por completo de originalidad, pero no por ello menos cierto: qué difícil no perder la ecuanimidad ni perderse uno mismo, cuando se vive a diario en un ambiente plagado de simulaciones y apatías. Dicen que el trabajo dignifica al hombre y no sé cuántas cosas más. Y es posible que así sea. Uno cree en lo que hace; realiza sus labores con empeño, sin reparar en horarios, climas o sentires personales. Pero de pronto, todo eso en lo que creía y en lo que ha dejado tiempo, esfuerzo y hasta sentimiento, deja de ser gratificante, para convertirse en una especie de fardo; una obligación que cada día cuesta más cumplir. Y sucede que mientras uno se debate consigo mismo y lucha por no estallar, no puede dejar de preguntarse cómo la hacen los demás para llevar también esa vida, para tener siempre ese aire inmutable; para no sentirse ni un poquito mal; para no cuestionar ni las instrucciones más absurdas y contradictorias.

Quizá esa sea la clave: no darse por enterado, cerrar ojos y oídos a lo que los rodea; concentrarse únicamente en las letras y números que aparecen en la pantalla de la computadora y no pensar en nada más. Vivir cada día de 9 a 19 hrs., sin cuestionar ni inmutarse por nada; dejando que el tiempo se consuma y que el viento y los vaivenes laborales le vayan conduciendo, sin oponer resistencia ni intentar preguntar el por qué del cambio de rumbos.



"Puede que esto de vivir
consista en disfrazarse de veleta y de girar
según qué viento

y de celebrar el triunfo
de las estrategias sobre la caducidad
del sentimiento"

[Luis Eduardo Aute El resto es humo]






fotograma del film Persépolis

25 comentarios:

Potter dijo...

Querida Mari

Voy a emplear tu espacio para descargarme:
Mi trabajo me apasiona, estoy alejado de muchas cosas, vivo cosas maravillosas, y he podido conocerme más estando rodeado de animales y flores Exóticas. Sin embargo he descubierto que la soledad y la falta de un estimulo afectivo empezó a pesarme.
Hice una evaluación del tiempo del día en el que hablo, y son escasamente 2 horas… Hablo solo 2 horas en el día (razón por la cual mis post son gigantescos jeje), el resto del tiempo estoy solo. He leído como un secuestrado, todo lo que puedo, hasta los clasificados del periódico.
Ahora tu post me llego, me pareció lindo y concreto!
Gracias
Un abrazo

lastresyuncuarto dijo...

Querida, antes que nada gracias por poner a Aute, mil gracias por hacerme el día, creo que hoy lo escuchare camino a mi trabajo.

Te diré yo creo más en aquellos dichos populares: El trabajo es tan feo que pagan por hacerlo o Trabajo que no te da para levantarte a las 11 de la mañana no es trabajo.

Yo creo querida que estas en el lugar equivocado, se que debes de comer y vestir, sobrevivir, pero que tal que un día te da la locura de escribir sin miedos y logras que te paguen por ello, seguramente estarías feliz, pero muy feliz.

Y perdón pero tu horario de trabajo es horrible, yo me quejo muchas veces de mi trabajo, pero me gusta, creo que en el fondo no podría vivir sin él, tengo una buena relación con la mayoría de mis compañeros y con mi jefe,es casi, casi una segunda familia para mi. Y claro no solo de números vive tu amiga, también le da por hacer manualidades, cuando sepa vender o encontrar una persona que se interese en lo que hago me dedicaré a ello, me gusta volar en otros espacios, quedarme en mi hogar y volar haciendo cosas bellas. No escribo pero encuentro otras fases en mi que me gustan.

Niña escribe, escribe y un día estoy segura te remuneraran por esto sin tener que tener un jefe de 9 a 7.

Un abrazo trabajador.

Dilbertina, una de esas que a veces no le disgusta trabajar

Abraxas dijo...

¿Puedo saber que estudiaste?

Exenio dijo...

En efecto, quienes pareciera que mejor la pasan en sus empleos son o quienes le vale una fregada, ven para y por sí mismos, no cuestionan, joden al resto para sobresalir... en fin; los otros, hacen lo que les gusta, les satisface, se sienten (por lo menos) productivos.

El resto, estamos incómodos, pero percibiendo unos pesos.

¿qué sugerencia hay para estos últimos? Déjame cavilarlo... aliviánate.

Doctor Gurma dijo...

Alguna vez, hace como 15 años leí "El tío Facundo" de Isidoro Blástein y este párrafo me taladró la mente:

"Al mediodía, cuando todos nos levantarnos y vimos lo que el tío Facundo había hecho, nos quedamos. Maravillados de su habilidad manual y entonces recuerdo que él nos dijo que el verdadero trabajo es el que se hace con las manos, y que lo demás, los números y los papeles, son un simulacro y una cobardía."

Muy probablemente eso definió mis actuales quehaceres, que desde niño eran contemplados como "monerías improductivas", como escribir, hacer música e incluso atender animales, trabajar con abejas o algunos oficios...

Alguna vez de cada cosa, busqué un empleo, pero resulta que en mi opinión pagan poco por el tiempo y los resultados que uno da. Incluyendo ya uno en una clínica grande, siendo veterinario titulado y fungiendo como jefe de otros (Esto fue el año pasado, ahí el horario era recurentemente de 8 a 22 horas, más las emergencias nocturnas)

Recordé la fábula del perro gordo y el lobo flaco. Yo no nací para el grillete del horario ni para las simulaciones que sugiere el tío Facundo de Blástein.

Por eso hago varias cosas por mi cuenta, no podría subsistir de otro modo en donde se pagan los resultados, no el trabajo y las simulaciones son las mejores pagadas, pero en fin, cada quien su óptica y sus intereses personales.

Yo no podría vivir de otro modo y sé que quienes están en otro tipo de labores, tampoco, aunque parezca de repente que todos añoramos cosas distintas, estamos donde mejor nos gusta estar.

Saludos pulguientos de este lobo flaco Dr. Gurma Smith

Ana A. dijo...

Marichuy,

Como hormiguitas!, así trabajamos.

Afortunadamente trabajo en lo que me gusta y lo disfruto y tengo buenos compañeros (terrible y estupida jefa), lo valoro mucho, es más mi trabajo es como mi escape de la talacha diaria. ¿¿??.

Ana dijo...

Hola Marichuy!
mira que el trabajo es un anti-stress
hace un mes perdi el mio, (llego un recorte de personal y Upps!)la vdd me gustaba lo que realizaba, me gustaba el convivir con la gente, conoci mucha gente INTERESANTE y me ayudaba a sentirme bien conmigo y con los logros en equipo obtenidos
ahorita estoy en la etapa del extrañar a todo y a todos, ya pase por la etapa de aceptacion de que mi despido no fue por algo que se halla realizado mal y por la etapa de la euforia de libertad a manos llenas, mi pregunta es? y ahora que?
he estado buscando pero, en vdd esta dificil, se que esos malos lapsos, se te van a pasar, asi como has superado lo que ultimamente te ha pasado
un abrazo
=D

marichuy dijo...

Potter querido

A veces es mejor no hablar con nadie; solo escuchar los sonidos de la naturaleza. Hay soledades, como la que señalas, que no duelen tanto. En cambio otras, como la que yo digo en mi minúsculo post de descarga, son peores: estás rodeado de gente con la que casi nada tienes en común; vives a medio camino entre el sometimiento y la resignación. A veces quisiera tener un trabajo como el tuyo: estar fuera de las paredes de una oficina y de las miradas de mis jefes.

Te mando un beso y gracias por estar aquí

marichuy dijo...

Dilbertina

Para dejarlo en claro: mi abuela me dijo algo que nunca olvidaré: "m'hijita naciste en el siglo equivocado y no conforme con eso, pobre y delicada; qué va a ser de ti".

Claro que lo ideal es tener un trabajo placentero, pero me parece que no es algo ni fácil, ni el común denominador. Y en la situación actual de nuestro país -y recordando la máxima de mi abuela- no queda más que "hacer de tripas corazón". Pero hay días que los absurdos y demás menesteres procedimentales, parecen insoportables.

Un abrazo y gracias por tus palabras

PS de esa rola de Aute, me gusta ese par de versos.

marichuy dijo...

Abraxas


Ciencias Políticas y Admon. Pública, pero trabajo casi con puros ingenieros; mayoritariamente hombres.

marichuy dijo...

Exenio

Uy, dime algo nuevo: si no me alivianara y auto-terapeara, ya habría mandado a paseo a más de uno.

marichuy dijo...

Docotr Gurma

Pues mire usted, como nacer para el grillete del horario y las simulaciones el horario; yo creo que nadie. Infortunadamente, mi destreza manual es limitada y no estudié nada relacionado con la vida al aire libre. Digamos que presa no me siento; solo algo limitada.

Un abrazo

marichuy dijo...

Ana A.

No, si mi trabajo me gusta; o me gustaba, porque tiene un ligero cariz social, el problema no es el tipo de trabajo. Mi jefe sería ideal si no fuera tan falto de carácter.

Saluditos

marichuy dijo...

Ana

Creo que depende querida; hay trabajos demasiado estresantes -no es mi caso. Poer tienes razón: a como está el pais, tener labuoroi es casi una bendición.

Me acordé de una frase de Jean Paul Sartre, es sobre la felicidad, pero aplica aquí:

"Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace"

Un abrazo

jota pe dijo...

-- querida marichuy, es tiempo de vacaciones!

il Criticone dijo...

"yo no soy el mi trabajo" pero siempre respeto a los trabajadores y más a la misma fatiga del trabajo. una vez, no hoy, el trabajo se un valor importante y dignifiva al hombre. hoy no, no cuenta cosa tu hases pero cosa tu has o tienes. pero los suenos no se puedeno comprar, no son mercancía, como todo lo que no tiene precio

marichuy dijo...

Querido Jota-pe

Me urge; no tienes idea cuánto.

marichuy dijo...

Signore Criticone

La fatiga del trabajador, mal pagado y poco valorado, es una de las cosas más respetables para mí.

Algo bueno habría en este mundo: los sueños son nuestros y nadie nos los puede ni comprar ni arrebatar... aunque más de uno lo intente.

OPIÜM dijo...

Tehe entendido mal?trabajas al dia 10 horas?
Es normal que se te pase por la cabeza lo que nos indicas.
Muchos besos

marichuy dijo...

Opiüm

En realidad son nueve... tengo una hora para comer.

Besitos

Kyuuketsuki dijo...

Algún día reinvindicare en mi blog la dignidad de la flojera; y es muy en serio. En este mundo de payasos que usan las palabras "globalizado" y "aperturación", que es una gloria tener un trabajo de 24 hrs al dia en el que tengas que estar disponible todos los días del año, un huevón auténtico es una persona más digna y responsable como ser humano. Entiéndase por huevón aquel que tiene tiempo de ocio y sabe como ocuparlo.

MauVenom dijo...

Si me conocieras en realidad, si la eventualidad nos hubiera puesto en el mismo lugar y así como amigos, sabrías que esta pregunta que te haces hoy me la hago cada semana y varias veces

me pregunto cómo pueden los demás, como es que se ven tan tranquilos y cómodos en su carril

pero eso me lleva a preguntarme cómo me verán los demás a mí

que tan efectivo soy para cubrir mi pesar y el cuestionamiento de cada día... porque cada día me hago mil preguntas y peor aún, me gustaría hacerlas a los demás

pero son pocos los que contestan.

Besos.

marichuy dijo...

Kyuuketsuki

Mira que hará falta una buena reivindicación; pues hasta hoy, la imagen del huevón no es para nada digna; mucho menos, bien vista o socialmente aceptada.

marichuy dijo...

Mau querido

Creo que me da gusto, saber que tu y yo nos preguntamos casi lo mismo. Y es que viendo los comentarios, habrás notado que nadie parece hacerse semejantes cuestionamientos. O más sorprendente aún, pareciera que todos son casi felices en su labuoro. Después de leerlos, casi me sentí un poco fuera de lugar.

Besitos

MauVenom dijo...

Pues si estás fuera de lugar somos dos fuera de lugar

es hambre Mari, hambre de vida, de horizonte, de nuevas cosas

consciencia de que este momento no volverá y que el mundo tendrá por ofrecer más cosas ahora que esta resulta ya tan conocida.

Creo.

Besos